El equilibrio de ingresos y egresos municipales
11 noviembre, 2015
reforma energética
México SA: Pensiones bajan, utilidades suben
11 noviembre, 2015

Vergüenza legislativa

Jaime Nava Noriega

Dada la escasa organización ciudadana que existe en la entidad, la falta de interés de muchos ciudadanos en los asuntos públicos y el cinismo de los curuleros, electos o plurinacidos, los potosinos seguiremos tolerando que este grupo de personas cobren sus altos sueldos quincenales mientras nos ven la cara.

Como si les pagaran extra por cometer estupideces, los nomotetas que integran la 61 Legislatura mantienen una intensa competencia interna para superar los tropiezos de sus mediocres compañeros.

Apenas esta semana se acusó a la curulera Martha Orta de haber plagiado una iniciativa elaborada durante meses por la Comisión Intersecretarial encargada del proyecto de proceso de armonización de la ley para prevenir, atender y erradicar la trata de personas. Sin haber formado parte de la Comisión Intersecretarial, Martha Orta presentó la iniciativa en septiembre apoyada por su amiga Alejandra Orantes, a quien días después el Congreso la nombró coordinadora de servicios internos.

Quizá por envidia –de la atención que recibió la diplagiaria–, solidaridad o por deseos de mostrar sus capacidades, el diputado Enrique Flores Flores dio a conocer que presentará una iniciativa para reformar el reglamento interno del Congreso para evitar que los legisladores tengan que permanecer de pie durante las votaciones. ¡Un logro más del sindicalismo –perdón, cinismo– político!

Tal vez yo no soy consciente de lo difícil que debe ser para los curuleros permanecer de pie –y con los bolsillos llenos– durante las votaciones. Quizá sea el peso de sus bolsillos o el amor por su curul lo que motiva al diputado a presentar semejante disparate con el cual se pinta completo y se suma a la lista de la ignominia contra la ciudadanía.

Como la estupidez no discrimina y los nomotetas no conocen límites, los partidos han conocido la vergüenza ajena ya sea a manera de estridentes declaraciones y pleitos gratuitos con sectores de la población o en forma de lunáticas iniciativas construidas a partir de artículos disponibles en Wikipedia.

Y así cada semana se reparten turnos para protagonizar episodios indignantes sabedores de que la ausencia de ciudadanía organizada y participativa deja sin consecuencias su oprobiosa actuación que, en cualquier otro lugar del mundo, merecería una solicitud de licencia –con esperanza de que los suplentes no sean iguales–. Desgraciadamente el nivel que hasta ahora han demostrado nuestros legisladores puede resumirse parafraseando el lema de la Universidad de Salamanca: lo que natura no da, quincena no presta. ¿Hasta cuándo, potosinos?

¡Que la UASLP baje los costos de posgrados y licenciaturas! #EducaciónParaTodos (291 días)

¡Ni un día más en el silencio, ni un día más sin Carmen Aristegui!

@JaimeNavaN

Jaime Nava N.
Jaime Nava N.
Estudiante de maestría en Derechos Humanos por la UASLP. Activista en Amnistía Internacional.