AMLO y el SNTE acuerdan transparentar adjudicación de plazas
22 mayo, 2019
Calentamiento inusual en varios estados en meses recientes
23 mayo, 2019
  • Mostrar incapacidad de Germán
  • Urzúa y Buenrostro, ganadores
  • Lozoya: pétalo de inhabilitación

Julio Hernández López

El nombramiento del político chiapaneco Zoé Robledo Aburto como nuevo director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fue una de las varias contestaciones con aire de reprobación que el presidente Andrés Manuel López Obrador envió al dimitente Germán Martínez Cázares, quien ayer mismo, antes de las diez de la mañana, ya había gestionado en la cámara de senadores su “inmediata reincorporación” al escaño correspondiente.

No hubo alguna forma de suavización respecto al expanista y excalderonista. López Obrador expresó su obvio respeto a la decisión de Martínez Cázares pero dijo no compartirla, además de mencionar que sabía de las fuertes diferencias entre el entonces titular del IMSS y el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, aunque no intervino para zanjarlas ni abogó con oportunidad por el luego políticamente furibundo Germán. En lenguaje llano: lo dejó a su suerte.

Ayer (ya con el hijo del brevísimo exgobernador de Chiapas a nombre del PRI, Eduardo Robledo Rincón, como nuevo director del Seguro Social), el presidente López Obrador reunió a los miembros del gabinete de salud con el secretario de hacienda, el fortalecido en la ingrata tarea del recorte atroz, Carlos Urzúa, la poderosa oficial mayor de Hacienda, Raquel Buenrostro (responsable de aplicar los recortes y los retrasos  presupuestales a bayoneta calada), y uno de los principales adversarios de Martínez Cázares en lo operativo, Pedro Zenteno (organizador de redes electorales y políticas en la fase perredista del obradorismo, luego en Morena), a quien Germán logró quitar de la dirección de administración del IMSS aunque luego fue nombrado en el mismo cargo, pero en el ISSSTE.

En términos de novela negra habría sido el conciliábulo celebratorio de los ejecutores de la víctima que apenas la víspera había caído. Todo lo que el cándido Germán hubiera deseado para su gestión, le fue ofrendado de inmediato al recién llegado Zoé Robledo Aburto, quien pasó de una subsecretaría de Gobernación a la dirección del IMSS.

Robledo Aburto ha sido diputado local en Chiapas, senador por el Partido de la Revolución Democrática y actualmente es diputado federal con licencia. Dejó el PRD como parte del grupo que logró conjuntar Luis Miguel Barbosa, entonces coordinador de la bancada del sol azteca en el Senado, para abandonar el barco de negro y amarillo y sumarse a la nave del futuro, el morenismo, en la que serían bien pagados los servicios trapecistas de oportunidad (el propio Barbosa está encaminado a ser el próximo gobernador de Puebla).

Una estampa memorable del paso de Robledo Aburto por el Senado está asociada a una camiseta estampada con una leyenda de apoyo a la candidatura de Hillary Clinton a la presidencia de Estados Unidos. En noviembre, a cuatro días de las elecciones que terminó ganando Donald Trump, en el salón de sesiones del Senado mexicano se mostraron Dolores Padierna, Mariana Gómez del Campo y el citado Robledo Aburto con camisetas azul marino en respaldo de “Hillary 2016”, con los colores de la bandera de EE UU como distintivo.

En tal contexto, parece evidente que AMLO se esforzará en demostrar que Martínez Cázares no pudo con el encargo y que otro político pragmático, Robledo Aburto, sí lo hará. Por lo pronto, el expanista ha recibido invitaciones de sus excompañeros de partido para que regrese a filas, aunque ayer se exhibió una fotografía con Yeidckol Polevnsky en papel de subrayar la adherencia plena de Germán al obradorismo.

El exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, ha sido tocado con el pétalo de una inhabilitación por diez años para ocupar un cargo público. La secretaría de la Función Pública, a cargo de Irma Eréndira Sandoval, encontró que el citado político “proporcionó  información falsa en la declaración de situación patrimonial”. Tal sanción es ínfima y casi irrelevante, pues a Lozoya lo que realmente le preocupa es el caso Odebrecht. Ojalá la inhabilitación anunciada ayer sea el preludio de acciones realmente justicieras. De otra manera, será pirotecnia distractora.-

    Astillas: Claudia Sheinbaum, Alfredo del Mazo, Josefa González Blanco y otros funcionarios anunciaron ayer el nuevo programa de contingencias ambientales, luego de la crisis de días pasados, en la que aparecieron las partículas finas (PM2.5) como nuevo elemento lesivo y en la que dichas autoridades se mostraron lentas, ineficaces e insensibles. Una primera lectura de ese nuevo plan muestra adecuaciones, en dosis distintas, de las recetas antes practicadas: más restricciones en caso de peligro, combinaciones numéricas y técnicas que probablemente se estrellarán ante la indolencia y el incumplimiento de sociedad y gobernantes… Ayer tocó turno a los dirigentes formales del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que ha sido desplazado políticamente por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a tal grado que el primer encuentro del presidente López Obrador sobre la nueva reforma educativa se efectuó este lunes con la CNTE, y los compromisos y retos políticos reales están trazados en referencia a esta fuerza y no al sindicato oficialista… Sigue el fuego opositor contra el superdelegado del obradorismo en Jalisco, el médico Carlos Lomelí a quien le han publicado suficientes datos respecto a negocios con medicamentos, en abierto conflicto de intereses, de tal manera que ahora se demanda que sea retirado del cargo administrativo y sujeto a investigaciones… Y, mientras se lían a golpes algunos de los asistentes a un acto del exrector de la UNAM, y exsecretario de salud, José Narro, en Monterrey, a donde fue en busca de votos para ser presidente nacional del PRI, ¡hasta mañana, con la cámara de diputados puesta para aprobar los dictámenes de la de senadores referentes a las leyes secundarias de la Guardia Nacional!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.