“No queremos que ninguno de ustedes sea el número 44”
8 diciembre, 2014
Escasez de credibilidad
8 diciembre, 2014

Acusan a la SEER de criminalizar protesta contra la comandancia zona centro

Padres de Familia
SEER

Obras de construcción de la nueva comandancia.

Ricarlos I

“Esas declaraciones de la directora de SEER son sólo un intento por criminalizar la protesta y a los jóvenes estudiantes de la escuela José María Morelos y Pavón; quieren hacerlos ver como delincuentes para justificar la construcción de la comandancia cuando hay varias zonas del Centro Histórico donde todos hemos visto es más necesaria”, respondieron los padres de familia y vecinos del mencionado colegio, luego de que Griselda Álvarez arguyera el supuesto alto nivel delictivo del área para justificar la construcción de la nueva coomandancia.

Además, negaron en todo momento que detrás de ellos se encuentre algún partido de oposición para denostar a la administración de Mario García Valdez o incidir en el proceso electoral como algunos regidores y políticos priístas han acusado: “si bien una regidora panista decidió darnos voz para que los medios nos pongan atención, en todo momento hemos mantenido nuestra distancia de las cúpulas partidistas, incluso en la rueda de prensa que hicimos en conjunto con ella aclaramos que el PAN simplemente nos estaba dando espacio para opinar, de la misma forma en que ya se nos han acercado de otros partidos para ver en qué pueden ayudar a nuestra causa, tanto de Conciencia Popular como de Movimiento Ciudadano. Pero de eso a seguir consignas partidistas o aceptar apoyos de algún tipo, hay un mar de diferencia”, enfatizaron.

Luego de una reunión que sostuvieron con el representante de los vecinos que se oponen a la construcción de un salón de eventos en la zona de monumentos históricos frente al hotel Palacio de San Agustiín, acordaron recibir asesoría legal de parte de Raúl Espínola, quien, junto con Andrés Lecuanda, otros padres de familia y vecinos de la zona, cuestionó las intenciones de construir forzosamente “algo” en ese lugar.

“Pregúntenle a cualquier ciudadano de la capital, locatario, vecino o vendedor ambulante, la zona más conflictiva y con robos, asaltos y carteristas no es ni el sur ni el oeste, sino el noreste del Centro Histórico, donde están los principales mercados, donde los maleantes aprovechan que los comerciantes llegan desde la madrugada y salen hasta entrada la noche para quitarles el producto de su trabajo, y en esa misma zona el gobierno tiene varios predios donde podría construir esta comandancia, pero como son corazones de manzana, la obra no luciría, por eso quieren usar la calle Reforma, es una típica obra de relumbrón, que además no se ha esclarecido el impacto que tendrá sobre la vida cotidiana, escondiendo los datos como información reservada, pero ya sabemos lo que implica un edificio del gobierno: autos estacionados en doble fila por todas partes que la grúa nunca se lleva porque son de algún funcionario, guaruras prepotentes intimidando a los ciudadanos, y demás cosas que diario vemos en las inmediaciones casi de cualquier oficina de gobierno”, añadieron.

Además, advirtieron que si desde ahora que aún no terminan de construir ya han estado intimidando y amenazando a los padres de familia, una vez que tengan la fuerza pública en el edificio “¿qué podemos esperar?” Eso que dijeron de que en la escuela Morelos encontraron armas es una mentira, pero también es una amenaza de que irán sobre nuestros hijos si no dejamos de oponernos a la construcción de este lugar”.

Señalaron que durante la semana comenzarán a buscar más vías legales para detener la obra, la cual, a pesar de que el mismo delegado del INAH en el estado, Juan Carlos Machinena, ha señalado que no tiene permiso ni información del mismo, aún cuando se encuentra dentro del perímetro de áreas protegidas, no ha parado la obra.

“Ya no estamos hablando sólo de violación a los reglamentos de uso de suelo, sino también de omisión por parte de las autoridades locales y federales, y nosotros no vamos a permitir esta ilegalidad”, concluyeron.

JSL
JSL