gasto
Sobre impunidad y hasta la fuga de El Chapo cuestionan al Ejecutivo
3 Noviembre, 2015
Oaxaca
Protestan para exigir liberación de maestros
3 Noviembre, 2015

Agentes que reprueban control y confianza, un riesgo: Castellanos

mujer
confianza

Pablo Castellanos advirtió que en breve serán dados de baja más de 200 efectivos. Foto: César Rivera.

Samuel Estrada

El director de la Policía Estatal, Pablo Castellanos García, advirtió del riesgo que implica que los agentes que no hayan aprobados los exámenes de control de confianza continúen al interior de la corporación, por lo que, según refirió, se dará de baja a la brevedad a poco más de 200 efectivos que no los acreditaron a pesar de que fueron reevaluados y se les había dado una “segunda oportunidad”.

Dijo, además, que en un principio se tenían más de 430 agentes que estaban bajo procedimiento y estaban pendientes que se tomara una decisión, sin embargo lo que se acordó fue mandarlos a “reevaluar” dadas las condiciones de que se necesita el mayor número de policías posibles y luego de su segunda evaluación fueron poco más de 200 los que en definitiva no aprobaron.

Castellanos García puntualizó que “la norma es muy clarita y dice que policía que no apruebe es policía que debe de salir de la corporación. Las razones son, por un lado, que no se puede saber cuál fue la prueba específica en la que fallaron o si fueron varias, qué tal si es algo sicológico, si es una persona que tiene alguna patología y no se puede poner en riesgo a la ciudadanía, ya que hay que recordar que cargan con armas de fuego”.

Indicó que, por otro lado, se puede tratar del examen sociológico, que determina si es una persona muy honesta, honrada y limpia, por lo que puede ser que caiga en casos de corrupción o ya lo haya hecho con anterioridad, y consideró que “lo más triste” es cuando se trata del examen médico, porque se puede tratar de policías honestos y comprometidos pero que tienen alguna enfermedad que se puede complicar a la hora de los operativos.

Para terminar, recalcó que estos son efectivos que deben salir de inmediato y por supuesto se les dará algún tipo de seguimiento para evitar que vayan a formar parte de las filas del crimen, pues lo ideal es que se les apoye para que encuentren un empleo de acuerdo a sus intereses y capacidades, “pero ya no en la carrera policial. Es un riesgo para la sociedad que se tengan personas con estas características en las fuerzas de seguridad”.

JSL
JSL