Comunicación con Zapata ha sido permanente, asegura Sonia
23 febrero, 2015
PRD Erika Briones
PRD iría solo por la alcaldía capitalina en los próximos comicios: Érika Briones
23 febrero, 2015

Alcaldía podría no liberar la deuda, reconoce regidor

deuda

Estrechez presupuestal impedirá iniciar obras que ya estaban planeadas. Foto: César Rivera

Administraciones pasadas pesan como “la loza del Pípila”, dice Noyola Bernal

Doré Castillo

La deuda de los gobiernos municipales anteriores “ha pesado como la loza del Pípila sobre esta administración”, manifestó Jesús Eduardo Noyola Bernal, presidente de la Comisión de Hacienda, en relación a los recientes señalamientos de la quiebra en la alcaldía para pagar los pasivos pendientes, aunado al recorte presupuestal suscitado por la caída de precio del petróleo.

Aunado a la deuda que la alcaldía ha venido arrastrando desde hace nueve años, el regidor atribuyó también al recorte federal de 144 millones de pesos un daño grave al presupuesto para 2015, motivo por el cual este tendrá que ajustarse también para no dar inicio a obras nuevas “que podrían haberse planeado” para los siguientes meses del año.

“La declaración que dio el presiente municipal en relación a los estados financieros desafortunadamente es la realidad, ya que se había pensado, calculado y establecido en el presupuesto para 2015 la manera de salir con la deuda bancaria como se había comprometido con el Cabildo y la misma ciudadanía”, expresó, y auguró que “va a haber que apretarle mucho más” para liberar la deuda como se había planeado.

Por otra parte, los regidores panistas Gabriela Meade Pons y Eduardo Acebo Zarzosa, también miembros de la Comisión de Hacienda, aseguraron haber hecho en su momento señalamientos relacionados a la necesidad de reducir gastos del ayuntamiento para compensar desde un inicio el déficit.

“Es una realidad que el recurso no alcanza”, señaló Meade Pons, quien también explicó que, con el fin de no dejar pasivo bancario para la siguiente administración, actualmente se están tomando medidas como asignar la nómina de seguridad pública a través del Ramo 33 para liberar ese recurso.

La regidora consideró un avance positivo la decisión del alcalde Mario García Valdez de cancelar la realización de nuevas obras, así como el haber conseguido generar consciencia de que “no podemos estar erogando ningún otro gasto más que exclusivamente para la prestación de los servicios que nos corresponden como municipio”.

A su vez, Acebo Zarzosa reiteró que “desde hace tiempo hemos venido diciendo que el ayuntamiento está en quiebra y hemos venido haciendo observaciones tanto en Comisión de Hacienda como en Cabildo para mejorar esa situación reduciendo la nómina, los gastos, obras y proyectos”.

Por tal motivo, el regidor lamentó que a lo largo de este gobierno no se hayan sabido administrar los recursos de manera adecuada, e hizo un llamado al tesorero municipal a llevar a cabo, a partir de ahora, un programa de austeridad “muy severo”.

JSL
JSL