tri
‘Tri’ Sub-23, favorito para el Preolímpico de Concacaf
30 septiembre, 2015
talibanes
Talibanes ‘toman’ base militar clave en Kunduz, Afganistán
30 septiembre, 2015

Analgésicos y polivitamínicos en exceso durante el embarazo, pueden provocar labio leporino

MADRES JÓVENES mortalidad materna polivitamínicos

El consumo de analgésicos, polivitamínicos, vitamina A y antibióticos sin prescripción médica durante el embarazo son factores que favorecen la presencia del labio leporino y paladar hendido en los recién nacidos, deformidad anatómica que afecta a uno de cada mil neonatos en el mundo.

Así lo informó el doctor Ricardo Castro Serralde, subdirector del Hospital General del ISSSTE en San Luis Potosí, quien precisó que estos niños ameritan tratamientos multidisciplinarios desde los tres meses de vida hasta la adolescencia, en los que intervienen especialistas en pediatría, cirugía pediátrica, cirugía maxilofacial, cirugía plástica reconstructiva, odontopediatría, foniatría, otorrinolaringología, sicología, medicina física y rehabilitación.

Entre los recursos terapéuticos que ofrece el ISSSTE para estos casos destaca una amplia variedad de cirugías, tratamiento sicológico, prótesis dentales, terapias de lenguaje y rehabilitación; cada uno de ellos se aplica de acuerdo a la etapa de desarrollo anatómico de los menores.

Los pacientes que son constantes en este proceso, agregó, logran una rehabilitación al cien por ciento de sus funciones dentales y de deglución de alimentos, presencia estética y función foniátrica del habla.

El directivo hospitalario explicó que en esta patología se encuentran una o varias partes anatómicas de la boca fuera de su lugar. Por ejemplo se presenta uno o los dos labios hendidos, paladar hendido de un sólo lado o bilateral; estas alteraciones pueden presentarse solas o combinadas, parciales o en su totalidad.

Hasta el momento se desconocen las causas directas de esta afección. Más bien se le ubica como un padecimiento multifactorial, en el que inciden la herencia y el consumo sin prescripción médica de analgésicos, vitamina A, polivitamínicos o antibióticos durante el embarazo, por lo que recomendó a las mujeres gestantes evitar la automedicación.

Entre las posibilidades de tratamiento para cada caso figuran: en el recién nacido, la elaboración y aplicación de obturadores, especie de placas de acrílico que se colocan en el paladar abierto y permiten una mejor alimentación del bebé. Asimismo, se recomienda alimentarlos casi sentados para evitar el paso de leche a la nariz y el riesgo de ahogo.

A los tres meses de vida se realiza la primera cirugía, que consiste en cerrar el o los labios. Posteriormente, en el lapso de los cinco a los 12 meses se cierra el paladar y se realizan injertos nasoalveolares para estimular la erupción dental.

Entre los seis y siete años de edad es común que se presenten problemas de pronunciación al hablar, a causa de estructuras musculares deficientes en el paladar. A este síndrome se le denomina insuficiencia velofaríngea y por lo regular amerita otra cirugía.

Durante la adolescencia, los pacientes pueden presentar deficiente desarrollo de sus maxilares, por lo que debe someterse a un tratamiento de ortodoncia y ortopedia para estimular el crecimiento de esta estructura ósea.