Destruyen Protección Civil y Ejército 120 kilos de pirotecnia
23 enero, 2015
éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo
Ventajas estratégicas
23 enero, 2015

Apoya Michou y Mau traslado de niña que sufrió serias quemaduras

Michou y Mau

Michou y Mau pide apoyo de la sociedad y civil.

Doré Castillo

Es un esfuerzo sobrehumano el que se necesita para salvar a un niño mexicano que ha sufrido quemaduras con exposición directa de fuego en más de la mitad de su cuerpo, y sin embargo la fundación Michou y Mau, delegación San Luis Potosí, lo consigue.

A raíz del accidente que se suscitó el 22 de enero en la Colonia Satélite, donde la explosión del tanque de gas de su domicilio le provocó a María del Carmen, de 11 años de edad, quemaduras de segundo y tercer grado en el 62 por ciento de la superficie de su cuerpo, la fundación logró realizar un traslado de emergencia al hospital Shriners, en Galveston, Texas, donde la pequeña recibirá atención médica especializada, sin ningún costo, para salvar su vida.

Elizabeth Espino Vázquez, coordinada general de la fundación Michou y Mau IAP, delegación San Luis Potosí, comentó que el traslado de emergencia constituye la única forma de evitar la muerte de un niño que ha sufrido quemaduras tan graves que pueden llegar incluso a provocarle daños en órganos internos como los riñones.

Expresó que sin el apoyo de una fundación como la que coordina sería prácticamente imposible que los familiares del paciente consiguieran por sí solos los recursos necesarios para asegurar la sobrevivencia de la víctima, puesto que es necesario llevar con gran rapidez las labores de gestión aduanal y hospitalaria, así como la movilización de recursos médicos y económicos.

“Si una persona común y corriente quisiera rentar una ambulancia aérea, más dos doctores que hacen el traslado, más todo el equipo adicional necesario, saldría como en medio millón de pesos; esto sin contar la atención en Galveston”, explicó la coordinadora, y refirió que en este caso la organización consiguió absorber y disminuir el gasto en 40 por ciento.

Detalló que el traslado de emergencia ocurre cuando en el hospital donde se atiende al paciente no existen los recursos necesarios para asegurar su supervivencia, ya que “el tratamiento que la niña ahorita necesitaría sería hacer trasplantes de piel, pero como, por la gravedad de la quemadura, ella ya no tiene piel suficiente en su propio cuerpo de donde tomarla, lo más seguro es que en ese hospital se recurra a un banco de piel con el material suficiente para cubrirla y que la niña se mejore”.

Vázquez Espino lamentó que, a pesar del complejo trabajo que realiza su organización, esta se enfrente a problemáticas para acceder a recursos debido a que su conformación como Institución de Asistencia Privada (IAP) la convierte en un organismo sometido a regulaciones más escrupulosas para acceder a recursos gubernamentales.

Por tal motivo, hizo un llamado a la sociedad civil y a la iniciativa privada a fin de que continúen contribuyendo con sus donativos económicos en el apoyo a las labores que la fundación realiza.

JSL
JSL