Acusan de fraude a funcionario de la Financiera de Nacional de Desarrollo
28 enero, 2016
Los servicios públicos deben ser públicos
28 enero, 2016

Ayuntamiento se ha cerrado al diálogo, denuncia Vigue

Samuel Estrada

Directivos de Vigue Red Ambiental aseguraron que el ayuntamiento de la capital potosina se ha cerrado al diálogo y por tanto no hay ningún avance para resolver el conflicto por la recolección de basura, e insistieron en que se les tiene que saldar el adeudo que tiene el municipio para continuar con la operación, ya sea por voluntad del ayuntamiento o por mandamiento judicial, ya que, según consideraron, el Municipio se metió en un conflicto del que no tiene salida y tendrá que pagar tarde o temprano, aunque lamentablemente sus acciones están afectando a la ciudadanía.

Francisco Gastelum, director ejecutivo de Vigue, así como Ricardo Hinojosa, director jurídico, y Eduardo Cantú, subdirector de operaciones, señalaron en entrevista en La Jornada San Luis, que la realidad creyeron que este problema no duraría tanto, tiempo, pero ya cumplió una semana sin haber arreglo, por lo que se hizo necesario aclarar varias situaciones y desmentir varios dichos que han expuesto las autoridades municipales respecto al caso.

En el trienio labastidista inició el adeudo

Al respecto, Francisco Gastelum recordó que el inicio del adeudo del ayuntamiento de la capital potosina con la empresa se remonta a los últimos meses de administración de la alcaldesa Victoria Labastida Aguirre, el cual fue reconocido y heredado a la administración de Mario García Valdez, y llegó a corte de 2015 a poco más de 77 millones de pesos.

Manifestó que, con el ánimo de trabajar en cordialidad y sin afectar a la ciudadanía, no se dejó de prestar el servicio en ningún momento en el trienio anterior, y fue al final del mismo que, al ser electo Ricardo Gallardo Juárez, quien aún como alcalde electo, declaró una y otra vez que buscaría quitar la concesión a Vigue, se hizo la demanda de pago al ayuntamiento para que al menos hubiera constancia del adeudo, ya que la administración entrante se negaría a reconocerlo.

Fue entonces que se hizo esta demanda, la cual en su momento fue contestada por la Sindicatura, ya que se trata de una demanda de embargo ante la falta de pago, por lo que se fijó un terreno que equivaldría a solventar en su totalidad el adeudo, pero como se contestó por parte del ayuntamiento, es decir, no se reconoció el adeudo, pues se ha estado a la espera de la resolución judicial.

Así pues inició la nueva administración encabezada por Gallardo, por lo que solicitaron audiencia con él para plantearle la situación, a lo que simplemente respondió que él se encargaría de seguir pagando la cuota mensual y así se estuvo haciendo, de hecho se encuentra al corriente, pero en definitiva puntualizó que no reconocería el adeudo anterior y que se esperaría a la resolución judicial.

Refirió que, de cualquier forma, con el mismo ánimo de seguir trabajando en concordia, se continuó prestando el servicio, esto a pesar de que, de acuerdo al contrato, desde el primer mes del adeudo, se hubiera podido suspender el mismo, sin embargo fue a mediados de enero cuando, en una conferencia de prensa, Gallardo Juárez advirtió que en 15 días iba a contar con todos los elementos para poder quitar la concesión a Vigue.

Esto, dijo, por supuesto que los alarmó, por lo que buscaron diálogo con el ayuntamiento, sin embargo a la fecha no se ha concedido la audiencia y fue así que se decidió en definitiva suspender el servicio, ya que no puede ser que todavía que la empresa estaba haciendo un esfuerzo por seguir prestando el servicio a pesar del adeudo, como para que el alcalde hiciera estos señalamientos y después se cierre al diálogo.

El adeudo persiste; terreno no está en posesión de Vigue

Al respecto, Ricardo Hinojosa, director jurídico de la empresa, expuso que en 2015 este adeudo, de más de 77 millones 700 mil pesos, se hizo, vía judicial, una demanda de embargo para poder cobrar esta cantidad, ya que el ayuntamiento argumentó que no tenía liquidez para pagarla, entonces se escogió este bien para embargo en lo que se llevaba el juicio, pero no ha habido ninguna resolución.

Enfatizó que esto quiere decir que el bien no está en posesión de Vigue, sigue siendo del ayuntamiento hasta que no se acabe el juicio, y la consecuencia es entonces que el adeudo se mantiene y son falsas las versiones de que el Municipio ya ha cubierto la totalidad del adeudo y si quisieran que se cobrara con el terreno ya hubieran desistido del juicio, pero no, incluso ya la actual administración ha interpuesto recursos que sólo han hecho que el juicio se vaya a alargar más y más, cuando ellos mismos saben que a final de cuentas van a tener que cubrir el adeudo, ya sea a través del embargo del terreno, para el cual se tiene que hacer una subasta, o en definitiva anuncian que se hará el pago a través de transferencia de capital.

Recalcó que “creemos que la resolución ya no puede tardar mucho más, es cuestión de meses, entonces tendrá que existir una sentencia donde declare que el municipio tiene la deuda y entonces la van a tener que pagar sea como sea y, cuando eso suceda, al día siguiente reanudamos el servicio de recolección”.

El municipio “no tiene para donde hacerse”

Asimismo, Francisco Gastelum refirió que probablemente la postura que ha estado tomando estos últimos días el ayuntamiento de la capital de cerrarse al diálogo e intentar con sus medios hacer el trabajo de la recolección de basura, es un intento para argumentar que Vigue suspendió el servicio y que se le debe quitar la concesión.

No obstante, según dijo, la suspensión del servicio está amparada legalmente desde el momento en que se inició el adeudo, entonces no hay forma en que haya elementos para solicitar la suspensión de la concesión y a final de cuentas van a tener que pagar su adeudo, “no tienen de otra”.

Aunado a esto, está el tema del tiradero de Peñasco, que, según estimaciones, sólo podrá recibir basura hasta aproximadamente el mes de mayo, después de esto van a tener que clausurarlo, y cuando esto suceda el ayuntamiento no va a tener donde depositar la basura de la ciudad, ya que el nuevo relleno sanitario, que es el de San Juanico, es propiedad de Vigue.

“Si quisieran hacer un nuevo relleno sanitario, como lo han planteado para que sea intermunicipal junto con Soledad de Graciano Sánchez, pues el tiempo no les alcanza, puesto que tan solo en la solicitud de permisos, impacto ambiental, el tema de los ejidatarios y la adquisición de los terrenos, se tardarían un año, y en la construcción un año más, esto sin contar la gran inversión financiera que representa”, recordó.

Y, aun y que de alguna manera consiguieran los camiones y el personal adecuado y que pudieran construir rápidamente un nuevo relleno, está el tema de que Vigue tiene contrato vigente de la concesión hasta 2024 y la intención es cumplir a cabalidad, por lo que no se va a ir de la ciudad, no es y nunca ha sido la idea de la empresa, remarcó.

No puede recontratar a empleados de Vigue

De la misma forma, el subdirector de operaciones, Eduardo Cantú, externó que recientemente dieron cuenta de que el ayuntamiento pretende “recontratar” a los trabajadores de Vigue para que trabajen directamente para el municipio, lo cual no podrían hacer, ya que a la fecha los más de 200 empleados tienen contrato vigente y se les sigue pagando con puntualidad.

Subrayó que seguirán buscando el diálogo con el ayuntamiento, ya que a final de cuentas no es la intención afectar a la ciudadanía, puesto que, aunque ha hecho su esfuerzo, es imposible que con los recursos limitados y el tiempo que apremia, puedan brindar un servicio siquiera similar al que Vigue brinda, por lo que la apuesta sigue siendo llegar a un acuerdo con el ayuntamiento y regresar a dar el servicio lo antes posible, para lo cual ya se ha estado preparando un plan de contingencia para retomar el ritmo de las más de 100 rutas y el trabajo que todos los días se llevaba a cabo en Peñasco, y por supuesto reabrir San Juanico, que es el único sitio viable a corto plazo como destino final de los desechos sólidos de la ciudad.

JSL
JSL