sedesore
PRD, a favor de eliminar figura de diputados plurinominales
20 octubre, 2015
Hospital Central
“Un accidente”, pérdida de visión de un menor, dice director del HC
20 octubre, 2015

Cambio de alimentación, importante para combatir el cáncer de mama

cáncer en la mujer
cáncer de mama

Matilde Galán se encuentra iniciando una fundación llamada Por un país más sano, vamos a luchar contra el cáncer. Foto: César Rivera.

Matilde Galán, víctima de cáncer de mama, y quien se encuentra iniciando una fundación llamada Por un país más sano, vamos a luchar contra el cáncer, dio su testimonio acerca de este padecimiento, el cual descubrió que tenía apenas este año: “en este año me llegué a hacer una autoexploración por ahí de enero, y las dejé de hacer. En mayo, sin querer, al rozarme uno de los pechos sentí una protuberancia y me llamó la atención porque yo siempre me checo”, detalló.

Manifestó que primeramente eso es una autodefensa rápida, porque “todos ustedes, y sobre todo las mujeres, siempre se piensa: ‘a mí no me va a pasar nada’. Lamentablemente toqué una protuberancia, me fui a hacer una mamografía, y en esta no salía casi nada, este tipo de cáncer se esconde a las mamografías, entonces es importante que se realicen los estudios”.

“En el ultrasonido salió un tumor que aparentemente venía mucho más grande, porque ya había inflamado todas las células de alrededor. Tuve dos tumores en un espacio de un centímetro cúbico y al salir esos dos tumores en un área tan pequeña todo lo demás era pura inflamación que tenía de células que ya estaba pretendiendo el tumor hacia las cancerígenas. Entonces corrí con la suerte de poder obtener un quirófano en el Hospital Central; grandes médicos, muy buena atención, mis respetos para ellos, y entonces ahí me pudieron opcionar un quirófano. Fui atendida, me hicieron una mastectomía radical, ya había hecho metástasis, entonces, al hacer metástasis, sacaron cadena ganglionar y esperemos que ahí se haya detenido todo”, relató.

La paciente señaló que está en proceso de quimioterapias y está más que agradecida con el personal del Hospital Central, porque “tienen una buena calidad humana”.

Indicó que es muy importante la nutrición y la actitud para vencer problemas de cáncer, “sobre todo cuando están en estados iníciales, por así decirlo. A veces, cuando ya tienen una etapa avanzada, modificar algunos patrones de alimentación, cuando se encuentra en estados iniciales hay que modificar completamente la alimentación que uno tiene”.

El consejo que le daría a las todas las mujeres es el de no dejar de checarse “mes a mes. Es importantísimo para que tengan la oportunidad de en un estadío apenas inicial, cualquier protuberancia que tengan la puedan descubrir y puedan ser no parte de la estadística fatídica, sino de la estadística que sobrevivimos”.

Comentó que el aprendizaje que le ha dejado esta situación ha sido “que también es importante ver cómo nos podemos dar hacia las demás personas, en el sentido de que fíjate que yo antes no me hubiera pensado estar haciendo difusión y estar buscando ayudar a las personas a cómo tratar de mejorar su nutrición o su alimentación cuando padecen cáncer, porque es un problema que se está haciendo latente, hay gente que está reincidiendo, habiendo salido ya de su etapa de cáncer ya tiene siete u ocho años de haber sido operada y están reincidiendo con cáncer en otro lado, y lo primero que les preguntan es si cambiaron su alimentación y dicen que no, entonces sí es muy importante realizar un cambio de alimentación cuando eres diagnosticado”.

De los alimentos que eliminó de su dieta, refirió que fueron las carnes rojas, lácteos y azúcar, pues “el azúcar es el peor veneno que podemos tener para alimentar el cáncer, entonces el azúcar viene en muchísimas presentaciones; hay que saber interpretar las etiquetas. Las harinas blancas también es importantísimo sacarlas de tu vida”.

Mencionó que ingiere gran cantidad de vegetales: “estoy comiendo un 80 por ciento de vegetales, de los cuales un 20 por ciento son leguminosas, frijoles, lentejas, chícharos, habas, garbanzos. Hay una forma muy rica de poderte alimentar y no padeces hambre, estás muy bien nutrida y tan así que los exámenes sanguíneos que me hacen mes a mes para llevar a cabo mi quimioterapia lo denotan. Fuera alcohol, fuera tabaco, son grandes propulsores de cáncer, además hay que hacer ejercicio y oxigenar las células, y sobre todo hay que tener una excelente actitud”, recalcó.

Para concluir, expresó que “si uno enfrenta al cáncer con una buena actitud es probable que le demos una buena estocada”.

JSL
JSL