Govea y Calolo, las opciones del PRD para la gubernatura
16 febrero, 2015
Se deslinda Seduvop de eventual mal funcionamiento de zona de transferencia
16 febrero, 2015

Censura arzobispo “matrimonios por obligación”

arzobispo

Jesús Carlos Cabrero Romero. Foto: César Rivera

Samuel Estrada

El arzobispo de San Luis Potosí, Jesús Carlos Cabrero Romero cuestionado al respecto de las cifras que dio a conocer el INEGI en el sentido de que en el estado hay cada vez más divorcios y menos matrimonios, aseguró que lejos de ser una cifra preocupante para la Iglesia, lo importante es que ya no haya “matrimonio exprés” o “por obligación”, ni porque “hayan metido la pata”  sino que solo se casen con plena consciencia de lo que implica.

El religioso comentó de igual forma “la iglesia no se desgarra las vestiduras por estas cifras, tenemos que ser muy cuidadosos, con los sacramentos no se tiene que comerciar, tenemos que ser muy exigentes en los candidatos a matrimonio, que no se acerquen al matrimonio improvisados, que no tienen los elementos necesarios para sustentar una decisión”.

Dijo además que se tiene que tener una madurez humana y psicológica para que estén preparados para un compromiso tan grande, también está el tema en la actualidad de las posibilidades económicas, porque las personas que se van a comprometer, tanto varón como mujer, tienen que estar conscientes de que van a pasar el resto de su vida juntos y no que se casan nada más “porque metieron la pata”.

No se trata de ninguna obligación derivado de circunstancias biológicas, no se trata de empobrecer el sacramento, es un divorcio seguro, por lo que el llamado es a que los sacerdotes no oferten los sacramentos, los párrocos tienen una obligación moral de hacer una investigación exhaustiva de los candidatos a contraer matrimonio, para que den su veredicto de que las personas son capaces de adquirir este compromiso.

Finalmente recalcó “esto no es cosa de una plática de un día para otro, se necesita un tiempo considerable de preparación, los contrayentes tienen que descubrirse a sí mismos, en qué grado de madurez están para asumir una responsabilidad, no se vale traer al mundo más hijos sin padre responsable o sin madre, pues vale eso mismo”.