La postura de los inconformes con la nueva comandancia ha cambiado: Calvario Ramírez
14 octubre, 2014
Padres de familia aceptan con condiciones nueva comandancia
14 octubre, 2014

Mala comunicación ha ocasionado problema con el Centro Cultura Mariano Jiménez

Samuel Estrada

Centro Cultural Mariano Jiménez

Centro Cultural Mariano Jiménez. Foto: César Rivera

El director de organismos de la Secretaría de Cultura Mauricio Gómez Aranda, quién ha encabezado el proyecto de modernización del Centro Cultural Mariano Jiménez reconoció que ha sido una falla de su parte no haber podido comunicarse como es debido con los integrantes del Colectivo de Colectivos que han estado inconformes con el proyecto, sin embargo indicó que al menos ya se abrieron las mesas de diálogo y pudiera ser en no más de dos semanas que se pudiera resolver este mal entendido.

El funcionario puntualizó “ya se abrieron las mesas de diálogo para explicar el proyecto que se tiene planteado, para la ampliación de los servicios que ofrece el Centro Cultural y por otro lado para tomar la opinión de quienes ahí están”.

Reconoció que es imputable a su persona el no haber podido resolver de manera adecuada la comunicación con los usuarios del Centro Cultural en relación al proyecto que se tiene contemplado, esto simplemente porque administrativamente hablando se tuvo el afán de asegurar los recursos y que no se retrasaran y esperar un año más para poder bajarlos.

Dijo además que si bien la comunicación en su momento no fue la más adecuada, ahora ya se han establecido los canales de dialogo, esto encabezado por el propio titular de la Secretaría de Cultura, quién está atento al desarrollo de estas mesas de trabajo, que servirá no solo para explicar y ampliar los detalles del proyecto, sino que también los usuarios puedan dar sus sugerencias y propuestas para complementar el mismo.

Por último Gómez Aranda expuso que la única pretensión es dejarle claro a los inconformes que en ningún momento se trató de sorprenderlos ni maneja nada “en lo oscurito” por lo que cada paso que se llevará a cabo se trasparentará y se nutrirá de las aportaciones de los propios usuarios y puedan quedar conformes, ya que según dijo “al final de cuentas ¿quién se puede oponer al mejoramiento de los servicios del espacio donde uno trabaja?”.