¿Para nunca más pecar?
29 Diciembre, 2014
Que candidatos cumplan sus promesas, de los deseos de Año Nuevo más recurrentes
29 Diciembre, 2014

Cinco amputaciones de dedos, saldo de la temporada, reporta Protección Civil

amputaciones

Los principales afectados por accidentes con pirotecnia son niños de entre 10 y 12 años.

Cinco casos de amputaciones de dedos en tres municipios del estado son el resultado del reporte de daños de la temporada navideña, dio a conocer el titular de la Dirección Estatal de Protección Civil, Gerardo Cabrera Olivo.

El grupo de lesionados está constituido en su mayoría por niños de entre 10 y 12 años y jóvenes de 18 años de edad. Los casos reportados se suscitaron tres en la capital de San Luis Potosí, uno en Santa María del Río y otro Villa de Reyes.

Lamentó Cabrera Olivo que estas situaciones ocurran a pesar de las campañas preventivas que el organismo estatal ha realizado: “hemos hecho campañas para que no compren pirotecnia por el riesgo, pero lamentablemente hay personas que no les cae el veinte”.

De igual manera, mencionó que factores relacionados al manejo de la pólvora, como el trasiego, incrementan el riesgo de exponerse a un accidente.

Reiteró que Protección Civil reforzará las labores de atención y de vigilancia en los 58 municipios, pues “desde hace un mes estamos revisando que se cumplan las especificaciones”. Sin embargo, señaló que en repetidas ocasiones sus esfuerzos se ven opacados por intereses relacionados a la venta de pirotecnia ilícita y a la falta de apoyo por parte de la ciudadanía para evitar su compra.

Agregó que “hay gente que protege mucho a la gente que se dedica a la venta de pirotecnia prohibida y que, lamentablemente, aún así, con las consecuencias que ha habido, no hemos podido tener la respuesta de la ciudadanía al decirles que no compren pirotecnia prohibida por el riesgo que corren”.

Exhortó a la población a seguir las medidas preventivas para el manejo de pirotecnia en caso de verse en la forzosa necesidad de adquirirla, pero enfatizó que la mejor manera de evitar cualquier riesgo es abstenerse de la compra. “Si no hay necesidad de que compren, no la compren, no lleven riesgos a su vivienda, porque se están exponiendo a ellos mismos, como al que la compra y la truena”, concluyó.

JSL
JSL