Habrá supervisión especial de Coepris en Expo Tatuaje
14 mayo, 2015
Por corrupción en la PGJE no se denuncian los delitos más graves
15 mayo, 2015

Como “huevones”, califica líder de taxistas a las autoridades

taxistas

Rosalío Pérez Saucedo.

Mal estado de las calles generan cuantiosos daños a las unidades

Samuel Estrada

El dirigente de la Unión Estatal de Taxistas, Rosalío Pérez Saucedo, tachó a las autoridades estatales y municipales de “huevones”, luego de que, debido a las recientes lluvias, el 85 por ciento de la infraestructura vial de la ciudad se encuentra dañada, lo que provoca constantes desperfectos a sus vehículos, por lo que tan solo en estos días “un sinnúmero de unidades han acabado con la suspensión prácticamente inservible”, y esto ha generado que tengan que invertir entre mil 500 y tres mil pesos para estas reparaciones, lo cual reduce el margen de ganancia hasta en 50 por ciento para los concesionarios.

Precisó que “no tienen idea de cuán rápido se nos acaban los coches, en menos de una semana se pueden arruinar con las porquerías de calles que tiene el municipio. Siempre ha sido lo mismo, tenemos que pagar los platos rotos; las calles están llenas de hoyos, batallamos para circular y que no se moleste el usuario, y con toda razón”.

Dijo además que hay una planeación que ha resultado “un desastre”, y no existen vías alternas para ir a cualquier lugar, y señaló que, por ejemplo, una persona que quiere ir de la zona de Himno Nacional hacia Industria, aunque la lógica es que se meta por el río Españita, resulta que está cerrado por las lluvias; después, la segunda ruta, es irse hasta la diagonal, y resulta que el puente de Pemex también está cerrado, así que se tiene que regresar de nueva cuenta, ahora para dar la vuelta por la avenida Salk y atravesar las vías, pero para ese momento el usuario ya está más que molesto por el tiempo perdido y lo que marca el taxímetro, “y todo por culpa de la corrupción de las autoridades”.

Pérez Saucedo recalcó, de igual forma, que la suspensión de los vehículos invariablemente se ve afectada y se tienen que cambiar piezas como la rótula, por lo que “llegan los choferes con los concesionarios todos los días a decirles que ahora se rompió esto o aquello”, o que simplemente ya se descompuso el carro, y todo esto ha estado disminuyendo los ingresos del concesionario hasta en 50 por ciento.

JSL
JSL