dólar
Venden el dólar a $17.05 en bancos
10 noviembre, 2015
AI
Pide AI castigo para policías que torturaron a mujer en Chihuahua
10 noviembre, 2015

Considera Director de Imagen Urbana que debe haber “mano dura” en contra de grafiteros

grafiti

Angélica Campillo

Juan José de la Garza, director de Imagen Urbana del ayuntamiento de la capital potosina, reconoció que las autoridades han sido flexibles en relación al tema del graffiti en la ciudad. Asimismo, precisó que quitar una pinta de los edificios de cantera resulta muy costoso, y señaló que él, como autoridad que se encarga de mantener la buena imagen de la ciudad, cree que debería haber mano dura en contra de los grafiteros para evitar ese tipo de problemas.

El funcionario municipal sostuvo que “sí debería haber mano dura en contra de esta situación porque es un mal que le estás dando a la ciudad, es una mala imagen, y aparte, si lo hacen en un monumento histórico, es mucho mayor el daño”.

Destacó que el ayuntamiento no está en contra del graffiti como expresión cultural, sin embargo reprueba que lo hagan en áreas donde no están permitidos.

En este sentido, explicó que quitar un graffiti le cuesta al municipio, aproximadamente por metro cuadrado, teniendo en cuenta el costo de operación y de materiales, alrededor de mil 200 pesos: “este costo es el total por retirarlo de cantera, obviamente el metro cuadrado de pintura cuesta 30 pesos”, ahondó.

De igual forma, aseveró que mantienen una buena relación con los directivos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para contrarrestar el fenómeno del graffiti y ya han tenido acercamiento con la arquitecta Begoña, quien es la encargada del Centro Histórico.

Detalló que entre los edificios históricos que han resultado dañados por estas pintas se encuentran el banco Banorte de Fundadores, pero por la parte de Madero, y recalcó que “esas áreas, por ejemplo, tienen que ser atacadas con sodio, pero es un material caro, entonces tenemos el equipo, pero el sodio es costoso”.

Además, De la Garza dio a conocer que, entre las acciones que actualmente se han llevado a cabo para retirar el graffiti de diversos puntos de la ciudad, se han invertido tres toneladas de material, lo que se traduce en 24 mil pesos: “atacar el Centro Histórico es caro, porque se tiene que utilizar sodio, por norma”, recalcó.

Expuso que no existe el problema de que al momento de retirar las pintas de los edificios o monumentos históricos la cantera no quede igual, sino que es un trabajo lento, delicado, y más si es un monumento registrado.

Cuestionado acerca de si por parte de su dirección apoyarían que se encarcele a las personas que grafitean, dado que el INAH sugirió que organizaciones como Nuestro Centro deberían promover una iniciativa ante el Congreso que meta a la cárcel a personas que dañen la infraestructura, declaró que “esas medidas tan drásticas como tal, digo, debe de haber una sanción, pero ya la sanción que se ponga, no me corresponde”.

Cabe destacar que el delegado del INAH, Juan Carlos Machinena Morales, consideró que esta sería una buena disposición para que la ciudadanía pudiera entender, de una vez por todas, que no debe dañar la infraestructura de la ciudad, a lo que el titular de Imagen Urbana puntualizó: “yo no intervendría, no me metería en eso, porque es un tema legal y no me compete”.