Concurso de solista en el Lila López
31 Julio, 2015
Igualitos
31 Julio, 2015

Corrupción en reparto de concesiones, culpa del gobierno, dice Rosalío Pérez

“Si existe corrupción en el reparto de concesiones de taxi, es porque el gobierno lo permite. En las agrupaciones tenemos control sobre cada una, que nadie pueda acaparar permisos, pero el gobierno deja que los líderes de algunas asociaciones lucren con las concesiones”, advirtió Rosalío Pérez Saucedo, quien además señaló que el estudio de factibilidad debería entregarse en los próximos días, pues ya se supo que los encargados del mismo “ya están cobrando en el ayuntamiento”.

Indicó que “aunque ya no tenemos preocupación por los tiempos, porque el proceso ya se inició, ahora al menos ya estamos seguros de que tarde o temprano habrá concesiones. Lo que sí quisiéramos pedir, es que el gobierno tome cartas en el asunto, porque no es justo que a compañeros de otras organizaciones sus líderes estén sacándoles dinero porque supuestamente tienen acceso a la asignación de concesiones. Hasta cientos de pesos les exigen a sus asociados, pero sólo pueden hacer eso porque el gobierno nunca ha actuado contra ellos, los están tolerando por motivos políticos, como el gobierno federal soportó por años a gente como Elba Esther Gordillo en el SNTE. Esos líderes sólo quieren los permisos para sus familiares y sus allegados”.

Todo es voluntad del gobernador del estado, recalcó el abogado. “Siguen dejando entrar a las reuniones a estos líderes en lugar de tratar directamente con los taxistas; esto los legitima, les da poder, y por eso es que luego no pueden quitarlos a pesar del daño que causan a sus representados”, lamentó.

Los líderes, explicó, deben negociar otro tipo de situaciones: créditos a la vivienda, becas, seguridad social, ese tipo de cosas, no intervenir en la asignación de concesiones, pues “es el patrimonio de sus compañeros, debe respetarse, pero están acostumbrados a siempre llevarse la tajada, usan su número para presionar pero a la hora de negociar, los dejan fuera”.

El problema, sostuvo, es que no tienen a ciencia cierta el número de concesiones existentes, así que se dificulta saber con pruebas en la mano si hay o no concentración de concesiones en una u otra personas o familias. “El control sólo se da en algunas agrupaciones, pero el gobierno no lo da, eso facilita que haya corrupción”, sentenció.

El estudio socioeconómico debe ya entregarse en los próximos días: “ya vimos por la Unidad Administrativa Municipal a gente de la empresa que lo hizo, cobrando, lo que nos indica que ya se terminó y entregó. Suponemos, y en eso queda, que ya hasta pueden tenerlo en sus manos, pero no lo han revelado. Este estudio urge, porque sólo con eso podremos saber cuántas concesiones se van a dar nuevas y así podremos vigilar que el gobierno estatal no se las reparta entre funcionarios”, finalizó.

JSL
JSL