dirigente
Diputada busca que Ayuntamiento señalice de manera correcta área de parquímetros
1 marzo, 2017
Gallardo Juárez, a favor del aumento al transporte público
1 marzo, 2017

Son cuatro años buscando justicia, denuncia afectada por abuso sexual

Jorge Torres

“Temo por mi vida y por la de mi familia, va a haber más represalias, yo tengo miedo, todo lo que me pase yo responsabilizo al gobernador del estado”, señaló María de Jesús Almendárez, trabajadora de la administración estatal, quien lleva cuatro años de continua lucha contra las instituciones que no la han apoyado, por lo cual no se ha hecho justicia en el caso de acoso y abuso sexual que sufrió por parte del delegado del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno del Estado en la Secretaría de Desarrollo Urbano, Vivienda y Obras Públicas, Juan Martín Gatica Izaguirre, y por el contrario, ha padecido violencia institucional.

La señora Almendárez, junto con sus abogados, Tomás Coronado Zárate y Luis Fernando Vázquez Ramos, anunciaron que a raíz de las violencia institucional que ejerció la titular del Instituto de las Mujeres del Estado, Érika Velázquez, se interpuso una denuncia por actos de discriminación, pues fue excluida en dicho instituto, sin embrago, la indignación que existe es que se tiene conocimiento de que hay una auditoría al Imes en donde se esta revisando la equidad laboral y la no discriminación laboral para una certificación, y resulta incongruente que dicha certificación se les vaya a otorgar, dado que en esa dependencia se discriminó a la afectada y además no se le dio apoyo en su denuncia por acoso sexual.

Asimismo, Coronado Zárate comentó que cuando se le informó a la Comisión Estatal de Derechos Humanos que se interpondría una denuncia contra la titular del Imes, generó que la propia comisión realizara el cierre de carpetas de la evidencia para emitir una recomendación, queriendo con esto evadir la responsabilidad para emitirla.

“Creemos que el Instituto de las Mujeres y la Comisión de Derechos Humanos están dando carpetazo al asunto sin atender la denuncias”, por lo cual dijo que ante la indolencia de las autoridades locales, ya instancias federales, como la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres conocen de estos hechos e investigan las responsabilidades de sus respectivos funcionarios.

“Ha sido un camino duro”

María de Jesús Almendárez dijo que ha sido un camino muy duro en donde siente que ha tocado piedra, pues a pesar de que el gobierno del estado pregona defensa de las mujeres, la realidad es que a ella la ha hecho a un lado porque la quiere callar, “ya tengo cuatro años en esto, un año del acoso y tres años en lo penal, y la violencia persiste, sigue el gobernador siendo omiso y ni siquiera me ha mandado hablar cuando yo le mandé un escrito sobre mi situación”.

Explicó que actualmente está trabajando “congelada” en la Secretaría de Cultura, en el área de archivos, sola, pero aseguró que esto se debe a represalias del gobierno, el cual no le ha querido dar las medidas precautorias qu ele corresponden por ser víctima, incluida aquí la CEDH, por lo cual presentó una queja ante la CNDH en donde denunció al presidente de la comisión estatal, Jorge Vega Arroyo, por tráfico de influencias, porque realmente no se ha apegado al proceso.

“Tal parece que los que tienen que impartir la justicia yo tengo que estar peleando con ellos porque no imparten la justicia, porque están coludidos con gobierno, y todo esto es porque nos quieren callar a las mujeres y no nos vamos a callar, mi lucha va a seguir”, finalizó.

JSL
JSL