Sindicalizados de Conalep anuncian paro de labores
9 febrero, 2015
cultura ecológica
Sancionaría la Semarnat al tiradero de desechos médicos de Mexquitic
9 febrero, 2015

Del ataque a Gallardo no soy responsable, sostiene Govea  

Govea

Eugenio Govea Arcos.

“Si yo pudiera dar órdenes a la Procuraduría, sería presidente de la República”

Ricarlos I

No sería una “revancha” una eventual candidatura mía en una eventual alianza entre las izquierdas y el PAN, señaló el candidato de Movimiento Ciudadano, Eugenio Govea Arcos, ante la posibilidad de que sea él el elegido para liderar la coalición de oposición contra el Partido Revolucionario Institucional.

Durante una entrevista con La Jornada San Luis, el hoy aspirante a la gubernatura señaló que con los precandidatos de su anterior partido político, entre ellos Alejandro Zapata, lleva una relación cordial y respetuosa a pesar de haber sido contrincantes en 2008, cuando ambos buscaron ser abanderados por el Partido Acción Nacional.

“Desafortunadamente en el PAN no se manejaron de manera democrática; sólo por dar un ejemplo: en aquella ocasión, de 300 diputaciones federales, apenas 10 se sometieron a proceso democrático entre la militancia. Esto, en un partido que entre sus lineamientos decía tener la libertad democrática como pilar. Mi salida no fue por no ganar una candidatura, sino porque Acción Nacional se había convertido en una caricatura del PRI”.

“Hoy, parece que tratan de recuperar ese camino democrático, ojalá que lo logren”, sentenció.

Sobre Gallardo “yo no tuve nada que ver”

Respecto a la acusación de muchos simpatizantes de Gallardo Cardona de que fue él el artífice del proceso que hoy enfrenta ante las autoridades federales y hoy lo mantiene en la cárcel federal de Hermosillo, en Sonora, dijo que hay que ser un poco corto de luces para pretender involucrarlo tanto a él como a su familia política en el tema:

“Sobre ese asunto ya se ha hablado bastante y sólo te digo una cosa: si yo pudiera dar órdenes a la Procuraduría, no sería diputado, sería presidente de la República. Sobre mi relación con el grupo de Amalia García, pues no tiene nada que ver, son dos partidos diferentes, aliados políticos en ocasiones pero con autonomía muy marcada, a pesar de la afinidad ideológica o familiar que pudiéramos tener”.

En ese sentido, también negó la posibilidad de que ciertos grupos lo hayan “vetado” en algún momento. “Todos los enfrentamientos que he tenido con algún actor político, han salido de una competencia interna, en el caso por ejemplo, de Jaime Chalita, quien de pronto se fue del partido, no hubo ni choque ni nada, simplemente terminó su tiempo como dirigente, y se fue del partido, desconozco sus motivos para irse o para criticar a Movimiento Ciudadano”.

Un error, apoyar a Toranzo en 2009

Respecto al apoyo tácito que otorgó a Fernando Toranzo al haber sido descartado por el PAN como abanderado, señaló que ese fue un muy grave error y es de las cosas que hoy trata de subsanar con sus actos, “creí que su condición de doctor implicaría una mayor sensibilidad hacia la gente y su sufrimiento, y tengo que decir que me equivoqué rotundamente “.

“Y lo grave es que no fui el único, pues al final ganó y hoy estamos sufriendo este mal gobierno en cada rincón del estado; llegó junto con su gente, con los mismos vicios, e incluso consiguió imponer en su propio partido a un candidato que de lejos se ve que mantiene su mismo perfil. No dudo que Juan Manuel Carreras tiene sus propios méritos, tanto como funcionario como en cuanto a su persona, pero tristemente el PRI es el PRI, y no va a cambiar porque haya buenas intenciones de algunos de sus militantes”.

No se van a componer, sentenció, “y es por eso que hay una mayor posibilidad de que el voto de castigo nos beneficie”.

Dice desconocer las críticas de Jaime Chalita

Sobre las descalificaciones del anterior dirigente de ese instituto político, señaló que no sabe de las mismas, pues no ha mantenido contacto con él. “Yo me retiro del PAN en julio de 2009, y es Dante Delgado quien me invita a incorporarme al partido, en aquel entonces aún llamado Convergencia en enero de 2010. Yo entro en calidad de delegado nacional”.

“Llego de un partido que contaba en aquel entonces con 60 mil afiliados a uno que sólo tenía 800 en todo el estado, y me toca construir casi de cero a la nueva militancia. Hoy tenemos alrededor de 30 mil acreditados ante el INE. Ha sido un trayecto difícil pero muy satisfactorio, porque somos una verdadera opción, pero lo hemos logrado por abrir espacio a la ciudadanía, como es el caso de Florentino Bautista, ex presidente del Colegio de Contadores, quien será candidato a diputado federal por el sexto distrito, a Adriana Urbina, la actual presidente del Colegio de Enfermeras quien hará lo propio por el sexto local, y esos son sólo ejemplo, tratamos de buscar liderazgos ciudadanos, caras nuevas con las que queremos renovar a la clase política potosina. Son gente honesta, capaz y trabajadora, con más en común con el ciudadano promedio que con el arquetipo que tenemos socialmente como político”.

En ese sentido señaló que “mi único mérito como parte de la dirigencia estatal es que he buscado a los ciudadanos con el mejor perfil, no soy omnisciente ni mucho menos, y por eso procuro rodearme de quienes sí saben”.

Morena no es una amenaza

Sobre el efecto Morena, espera que el hecho de no estar López Obrador en campaña, sino sólo como líder moral permita que la votación por la izquierda no se vea mermada en cuanto a la coalición. “Nadie puede predecir lo que pasará, y por ese lado esperamos dar varias sorpresas, el partido ha crecido bastante en estos años tanto en la zona Media como en la Huasteca, y si eso lo complementamos con la fuerza que tiene el PRD también en el oriente del estado y Soledad, la presencia del PT en el occidente de la entidad e incluso también en Ciudad Fernández y municipios aledaños, hace que nos complementemos cuando vamos en coalición”.

Sobre Conciencia Popular, no hay ninguna posibilidad cerrada, ni siquiera con el PAN, lo importante es que logremos formar un frente opositor con suficiente fuerza para pelearle al PRI, que está en los tres niveles de nuevo, y que mantiene una fuerza muy importante por ello mismo. Las pláticas se mantienen, y una vez terminados los procesos internos de cada partido, podremos caminar sobre firme para llegar a un acuerdo. Por supuesto que sería lo mejor una gran alianza opositora, sobre todo porque ya vimos que el PRI hará sus mismos trabajos electorales de siempre, pero mientras no terminen los procesos de todos, no hay modo de prever lo que resultará de las negociaciones y mucho menos de la elección de junio, finalizó.

JSL
JSL