Desconoce alcaldía cuánto costarán plantas de luz para ambulantes
25 marzo, 2015
unesco feminicidio
Acoso sexual en la calle está enraizado en nuestra cultura, advierte activista
25 marzo, 2015

Descalifica Iglesia inicio de “Guerra Sucia” en las campañas políticas

Descalifica Iglesia inicio de

Juan Jesús Priego Rivera. Foto: César Rivera

Samuel Estrada

Luego de que dentro de las campañas políticas a la gubernatura del estado, sobre todo desde partidos de oposición se hayan lanzado acusaciones a la administración estatal por estar “metiendo las manos” en el proceso, el vocero del arzobispado Juan Jesús Priego Rivera lamentó este tipo de señalamientos, ya que según dijo no hay nada comprobado,  si tiene dudas o sospechas deben de poner su inconformidad ante las autoridades correspondientes y no solo como golpeteo mediático, ya que no es deseable “la guerra sucia ” , lo ideal es que haya una campaña de propuestas.

El religioso especificó “La función de la Iglesia es exhortar, es tratar de manifestar lo que es lo mejor y lo mejor en una campaña es una campaña de propuestas, cuando nos desprestigiamos mutuamente, creo que estamos haciendo una campaña sucia, deberían presentarse proyectos a corto y a largo plazo y no señalamientos no comprobados”.

Dijo además que cuando una persona desprestigia a otra se desprestigia más a sí misma, por el error y las fallas son inherentes a la condición del ser humano, por lo que no hay nadie que no tenga nada que se le critique, pero esto no debe de tratarse de descalificar por ello, al contrario se trata de buscar la manera de construir una mejor ciudadanía, con los valores y las virtudes de todos, no solo señalando los defectos.

Reconoció que muchas veces en la política mexicana se ha utilizado el golpeteo mediático, que la realidad es que a corto plazo les redunda en algunas simpatías, pero a largo plazo, quiere decir que no tienen campañas sólidas “si una campaña se centra en las descalificaciones, es una campaña pobre”.

Por último Priego Rivera expuso que las acusaciones que han hecho, no son cosas que ya estén comprobadas, no hay algo que diga que en efecto el gobierno ha estado metiéndose de alguna manera en el proceso “claro que todos los que se sientan agraviados, o que presumen de alguna injerencia inconveniente pues están en todo su derecho de denunciarlo, pero ante las autoridades competentes y no solo ante los medios”.