Colecta de la Cruz Roja supera meta de este año
4 noviembre, 2014
Alcalde de Villa de Reyes buscaría cargo de elección popular, adelanta
4 noviembre, 2014

Detención de Abarca, movimiento político, señala Praxis Combativa

Abarca

Óscar David Reyes Medrano. Foto: César Rivera.

Samuel Estrada

El vocero del colectivo Praxis Combativa, uno de los organizadores de las actividades de protesta en favor de los estudiantes de Ayotzinapa que se llevarán a cabo en San Luis Potosí, Óscar David Reyes Medrano, señaló que la detención de José Luis Abarca y su esposa un día antes de la movilización nacional parece ser un movimiento político del gobierno federal, calculado y resultado de algún tipo de negociación con la finalidad de bajar un poco la temperatura a los ánimos de los mexicanos de cara a la manifestación que se llevará a cabo de manera global.

El activista comentó: “creo que esta detención se trató de una forma de bajarle la temperatura al contexto social, y conociendo al gobierno federal posiblemente a la pareja se le detuvo días antes y se aprovechó la fecha para hacer esta presentación; se trata de una maniobra de detener o amainar una bola de nieve que se está formando”.

Explicó que se trata de una forma de querer legitimarse por parte del gobierno federal ante las instituciones internacionales, que son las que le importan, como la Unión Europea, el Banco Mundial, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Human Right Watch, etcétera; intereses que no tienen nada que ver con la exigencia de los padres de familia de que aparezcan los 43 estudiantes desaparecidos.

Arguyó que seguramente si Abarca abriera la boca mancharía a muchos, tanto del gobierno estatal como del gobierno federal, por lo que es probable haya habido una negociación previa a esta presentación para que no muchos intereses salieran raspados, sobre todo en el caso de funcionarios del gobierno federal.

Por último, expuso que esta presentación es una forma de decir a la comunidad internacional que sí se está trabajando, pero esto no arreglar de ningún motivo el hecho claro de que los estudiantes siguen sin aparecer, y sin duda se trata del problema más grande que ha enfrentado el presidente Enrique Peña Nieto, ante el que tendrá que haber un buen manejo de la resolución del caso, aunque sólo si aparecen vivos los estudiantes saldrá bien librado, pues es lo que todo mundo quiere.

JSL
JSL