Dos reporteros hiperlocales llamados Salomón
12 octubre, 2015
¡Para eso me gustaban!
12 octubre, 2015

Diputados no deben hacerla de Santa Claus, sentencia Fernando Ovalle

Santa Claus

Fernando Ovalle González.

El canciller de la Arquidiócesis de San Luis Potosí, Fernando Ovalle González, manifestó que los diputados locales no deben hacerla de Santa Claus, ya que así es como buscan justificar no reducirse sus dietas, cuando en realidad se trata de mero clientelismo político.

Declaró lo anterior en relación a los abultados gastos de nómina de la recién finalizada legislatura local, pues en 2015 reportaron un gasto de 14.2 millones de pesos en el rubro de servicios personales, y para septiembre se incrementó a 27.6 millones de pesos.

Sentenció que “es triste este tipo de situaciones en un pueblo pobre, desgraciadamente nuestra sociedad está pobre y eso es lo que ha creado mucho descrédito a la cámara de nuestros diputados. Ojalá los que van empezando tomen medidas. Necesitamos apretarnos el cinturón todos, no solamente nuestro pueblo, que ya de por sí lo lleva apretado muchos años, sino también nuestra clase gobernante, que volvamos a darle un lugar a la política un lugar privilegiado donde nos sintamos honrados de nuestros gobernantes y no que se vea como un botín económico político”.

Indicó que el legislador debe tener claro que la función para el que es elegido es crear leyes, pero cuando se dedican a ese papel de Santa Claus es cuando se ve mucho abuso y despilfarro, y en realidad no se está atacando a la pobreza.

A los diputados les diría, añadió, “que sean sensibles. Volvamos a darle su lugar al político como alguien que trabaja con miras altas, nobles, de servicio desinteresado generoso, porque aquí se ve como que es la búsqueda del poder económico y eso desvirtúa su papel”.

Puntualizó que el salario de los políticos debe ser digno, acorde a la realidad, puesto que “a veces nuestros políticos ganan más que los países de primer mundo. Yo creo que debe ser una balanza, si nuestro pueblo está bien, que ganen bien, mientras estamos en una etapa de crisis, tienen que ser coherentes los que están guiando los destinos de nuestro país”.

Para terminar, admitió que desgraciadamente se ve a la política como un modus vivendi, pues “acomodamos a nuestras familias, ahí está el caso de la queja de los gobiernos que van entrando, que hay demasiados trabajadores ¿por qué se contrató demasiado si se supone que ya había?, son recursos tirados”.

JSL
JSL