Activistas preparan homenaje luctuoso a árboles de la ciudad
10 julio, 2015
Exposiciones ambulantes también afectan el comercio en Obregón
10 julio, 2015

Diseñadores buscan posicionar a los productos hechos de bambú

Jonathan Zavala

Los diseñadores Natalia Cruz Armendáriz y César Padilla Martínez están dedicados a la comercialización y venta de productos de bambú; son jóvenes universitarios que buscan establecer un punto de venta completamente diferente a lo que domina en la actualidad.

Estos jóvenes diseñadores quieren posicionar al bambú dentro del mercado potosino para que la gente conozca tanto los beneficios como todas las posibilidades que ofrece este versátil material para construir todo lo que esté al alcance de la imaginación, desde una lámpara hasta una casa.

Cuestionada sobre cómo surgió la idea de trabajar con bambú, Natalia Cruz, precisó: “todo nace de un intercambio por parte de la Universidad a Malasia, y ahí vi el modo de uso del producto y cuando regresé investigamos cómo se trabajaba y, con cursos en Veracruz o Chiapas, tuvimos la oportunidad de aprender muchas cosas no sólo en el ámbito del bambú, sino cómo se trabaja, cómo se corta y la manera en la que se comercializa”.

El proyecto que encabezan enfrenta el reto diario de crear piezas únicas que sean del gusto de la gente para que conozcan y acepten al bambú como un material que puede sustituir a otros materiales que estamos acostumbrados a utilizar, como el plástico, además que los beneficios son muchos ya que es más resistente, más estético y, sobre todo, más liso.

“Buscamos que la venta en San Luis, como en todos lados, sea grande, de estructura a mobiliario; queremos inculcar a la gente el uso del bambú. Para nosotros dos es un reto porque la gente no está acostumbrada a pagar por diseño”, manifestó César Padilla.

Otro de los obstáculos que presentan al incluirse en la venta del bambú, reconocieron, son los costos de los fletes que traen a San Luis Potosí, ya que por cada uno se les suele aumentar casi el doble del precio de lo que compraron, por lo que también buscaron a gente que comercializara este material en el estado para poder implementar la producción y venta cada vez más rápido.

“El producto lo traíamos de Veracruz y Chiapas anteriormente, de las empresas llamadas Bambúes y Agromod. El costo implicado es más que nada por el flete; el material es barato pero el flete lo aumenta casi el doble, es por eso que mejor intentamos buscar otras opciones y conocimos una empresa ubicada en Valles”, relataron.

Comentaron que el que se traiga de Ciudad Valles disminuye mucho el tiempo de entrega, pues normalmente de Huatusco, Veracruz, son casi diez horas, en cambio el tiempo se reduce a casi cuatro horas.

Agregaron que “lo que hemos hecho va desde una simple lámpara, así como una USB, hasta una palapa de ocho metros de altura; si a eso le sumamos que no hace mucho logramos elaborar una terraza hecha de puro bambú, así que para nosotros más que un logro ya es un hecho que la gente vaya conociendo del producto”.

JSL
JSL