Colector pluvial de Eje Vial no será terminado en esta administración
11 junio, 2015
No permitiremos que nos arrebaten el triunfo: Sonia
11 junio, 2015

Ejidatarios de Escalerillas exigen se esclarezca conflicto de su comisariado

escalerillas

Ejidatarios de Escalerillas amenazon con entrar con maquinaria pesada a las instalaciones del Tribunal agrario. Foto: César Rivera

Los inconformes marcharon desde su comunidad hasta el Centro Histórico de la capital

Ricarlos I

Una publicación periodística, y su manipulación por parte de un par de ejidatarios de Escalerillas, provocó una movilización de su asamblea ejidal, cuyos miembros marcharon desde dicha comunidad hasta el centro de la capital del estado con la exigencia de que se aclarara el estatus legal de sus autoridades locales, además de que se les permitiera convocar a elecciones. Durante su trayecto, bloquearon momentáneamente la carretera a Guadalajara, la avenida Salvador Nava y varias calles que ingresan al Centro Histórico.

El reclamo giraba principalmente en torno a las destituciones de Juan Gerardo Montalvo Hernández, el presidente del comisariado ejidal; Miguel Moreno, el secretario, e Isidro Zamarrón, el tesorero, la cual fue anunciada hace algunos días y fue difundida “oportunamente” por los dos ejidatarios que consiguieron dicha remoción, Abel Aguilar y Adelaida Valero.

El sábado, los dos antes mencionados repartieron varios ejemplares de un diario local, en el que mostraban la resolución y una nota, en la cual se hacía recuento del dictamen y las consecuencias del mismo. En el diario y la nota, además de fotocopias que repartieron en toda la población, afirmaban que ya no había ningún poder por parte de las autoridades locales, y además advertían que “habían quitado al comisariado que ellos mismos habían puesto”.

Esto hizo que el equipo legal del ejido buscara un amparo a favor de sus autoridades, mismo que fue otorgado en modo de suspensión provisional, pero se dijo en un principio que aunque esto hacía que se mantuviera a la planilla en el comisariado, les impedía la convocatoria a elecciones, las cuales deben ser efectuadas antes del próximo domingo.

Dicha situación causó malestar entre los ejidatarios, toda vez que, al ser una comunidad relativamente grande, el trabajo diario del comisariado ejidal es vital, y el temor de quedarse sin autoridad por todo el tiempo que llega a durar un litigio, desde semanas hasta meses, les convenció de tomar cartas en el asunto.

De esta manera, desde las nueve de la mañana comenzaron a marchar a pie con vehículos y maquinaria del comisariado, en los primeros cargando el mobiliario del mismo, para exigir ante el tribunal que emitió la destitución que les recibiera todas las propiedades del comisariado con la presencia de un notario para evitar que luego hubiera procesos contra los miembros de las autoridades salientes.

Recorrieron a pie el trayecto desde Escalerillas hasta el Tribunal Agrario, bajo el sol, para luego, en el Centro Histórico, exigir la presencia del magistrado que dictó la resolución, para que “se hiciera responsable de sus sentencias”. Tras momentos tensos en que se llegó a amagar con ingresar al juzgado usando incluso la maquinaria pesada, y el magistrado que se negaba a entablar el diálogo a las fueras del edificio, se llegó al acuerdo de que todos los que cupieran se reunieran con él en una de las salas interiores.

Ya sentados a la mesa, los ejidatarios expusieron el caso desde su origen, explicando que los dos causantes del diferendo actual son “compañeros” que han estado aliándose últimamente con comuneros con los que también se mantiene un litigio, y señalando que el proceso que el Tribunal Unitario y la Procuraduría Agraria emprendieron contra las autoridades ejidales, estaba siendo manipulado para “convencer” a la población del poder de los dos denunciantes.

Al respecto, los representantes se negaron en redondo a retirarse de la mesa “con las manos vacías”, por lo que exigieron que se presentaran autoridades de la Procuraduría Agraria para emitir una convocatoria. Incluso, llegaron a afirmar que desistirían de su propio amparo, aún contra el consejo de su asesor legal, con tal de destrabar el conflicto y se les permitiera convocar a elecciones.

Luego de algunas horas de discusión, el magistrado Juan Rodolfo Lara Orozco decidió ver por sí mismo el dictamen de la suspensión provisional. Para sorpresa de todos los presentes, en ningún lado de la suspensión se negaba el derecho a convocar a elecciones a las autoridades amparadas, por lo que se cayó en la cuenta de que el comunicado difundido y mostrado en los diarios en cuestión era erróneo.

Un vez aclarado el punto, las negociaciones se suavizaron, y pocos minutos después los ejidatarios comenzaron a retirar el bloqueo que mantenían en la calle 5 de mayo, frente al Tribunal.

JSL
JSL