éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo
Un tiro lejano
13 julio, 2015
Astillero, Pacto por México
Astillero: Ingeniería política
13 julio, 2015

El Chapo Guzmán, “el Steve Jobs de la industria del narcotráfico”

steve jobs

Rodrigo Nieto Gómez.

Jaime Nava Noriega

En entrevista con La Jornada San Luis, el potosino radicado en Estados Unidos, experto en geopolítica y seguridad nacional, Rodrigo Nieto Gómez, sostuvo que El Chapo Guzmán es el Steve Jobs de la industria del narcotráfico.

Cuestionado sobre si la fuga de Joaquín Guzmán Loera de un penal de máxima seguridad demuestra la debilidad del Estado mexicano, Nieto Gómez afirmó que “demuestra sin duda una fragilidad institucional lamentable y preocupante; un Estado incapaz de generar política pública eficaz. Operar una instalación penitenciaria es, como cualquier otra función de la administración pública, una tarea que requiere capacidades institucionales. Cuando un hospital tiene mala salubridad, los pacientes mueren por infección. Cuando un penal es operado con poca capacidad administrativa, se te escapan los sentenciados”.

Dijo que no resulta sencillo mantener tras las rejas a una persona con tanto poder y recursos prácticamente ilimitados y que, además, tiene a su disposición ejércitos de personas “me gusta preguntarle a la gente: ¨Imagínate que te dijeran, aquí está el reto: tienes que extraer con vida a una persona X de una institución penitenciaria, y tienes a tu disposición un presupuesto ilimitado. ‘¿Qué harías?’ Las respuestas son variadas: túneles, corrupción, rescate con comandos, hasta el uso de helicópteros. Bueno, en México hemos visto todos esos escapes”.

Sobre las razones que posibilitaron el escape del narcotraficante manifestó que “A diferencia de la política educativa, por ejemplo, en donde los errores en administración no se ven inmediatamente y tardan años en volverse evidentes, en materia de seguridad nacional, errores en administración pública producen consecuencias visibles inmediatamente: Fugas de prisión o muertos en la calle”.

Cuestionado sobre los efectos que la presencia de El Chapo Guzmán pudiera tener en San Luis Potosí el experto en seguridad nacional afirmó que “predecir los efectos de un cambio en sistemas complejos es falaz y casi irresponsable. La fuga del Chapo cambia el estado del sistema, pero no de forma lineal y predecible. Lo que sí podemos es identificar las variables”. Y añadió: “la incertidumbre es la regla central de los campos de batalla, incluido este, así que quien pretenda tener una bola de cristal y predecir el futuro está siendo deshonesto. Lo que sí, es que las autoridades potosinas tendrán que estar atentos a cambios potenciales y ser proactivos en establecer su propia postura estratégica”.

Nieto Gómez afirmó que las estructuras del crimen organizado son organismos muy descentralizados por lo que la ausencia de sus líderes no modifica sustancialmente el comportamiento de las mismas ni su efectividad: “contrariamente a la visión que tenemos de las mafias creada por las películas de El Padrino, las organizaciones de tráfico de drogas son redes sumamente descentralizadas y con muy poca dependencia del liderazgo central. Es por eso que estrategias de “decapitaciones” como las emprendidas por la administración del presidente Calderón y continuada por el actual gobierno de Peña Nieto han tenido resultados limitados. Arrestar o no al capo tiene poco efecto en la efectividad en las cadenas de suministro puesto que son muy flexibles”.

Sin embargo, dijo Nieto Gómez, “esto no quiere decir que la fuga del Chapo no tenga consecuencia alguna. Al contrario. Como en cualquier negocio con fines de lucro, y eso es lo que los cárteles son, negocios criminales con fines de lucro, un buen presidente de empresa tiene un impacto importante en la estrategia corporativa y, que no quepan dudas; El Chapo es el Steve Jobs de la industria del narcotráfico”.

Sobre la posibilidad de que existan riesgos de fugas en los penales del país y, en específico, en San Luis Potosí, manifestó que “manejar una prisión es como cualquier otra tarea de administración pública, con una diferencia central: las autoridades están interactuando con individuos inteligentes. Estos individuos se adaptan a las acciones de las autoridades, y si la actuación de la autoridad es pobre, estas adaptaciones pueden tener éxito y derrotar los dispositivos de seguridad de la autoridad. Esto es lo que sucede constantemente en la guerra contra las drogas.”

Finalmente, Rodrigo Nieto sostuvo que en 2014 la captura de El Chapo Guzmán significó una victoria tan grande para el gobierno federal que parecía que “El Chapo tuvo su Waterloo”, no obstante, “este no es un hecho poco importante. La fuga de Guzmán convierte la mayor victoria de la actual administración en la guerra contra las drogas en su peor derrota”.

JSL
JSL