“Desventajoso y perjudicial”, el acuerdo para que ambulantes regresaran a la calle
8 diciembre, 2015
Ayuntamiento, sin plan concreto para reordenar el ambulantaje
8 diciembre, 2015

El déficit de recursos pone en peligro a bomberos y ciudadanos

bomberos

Angélica Campillo

El comandante del Cuerpo de Bomberos de San Luis Potosí, Adolfo Benavente Duque, reconoció que existe un fuerte déficit de recursos en esta dependencia, mismo que para el próximo año será de alrededor de tres millones y medio de pesos, lo que se reflejará en la falta de equipo.

En este sentido, señaló que en el presupuesto que el Cuerpo de Bomberos le presenta al Patronato van incluidos el salario, gastos de operación, de mantenimiento, el equipamiento necesario, y especificó que  para el gasto de operación del próximo año se necesitarían alrededor de 18 millones de pesos, por las condiciones en que están ahora: “de acuerdo a las aportaciones que recibimos en este 2015, tendríamos un déficit de operación para el año próximo de alrededor de tres millones y medio de pesos”, sostuvo.

Indicó que en ocasiones ese déficit lo tratan de cubrir evitando gastar más de lo que están presupuestando, por ejemplo con las donaciones que les llegan o con equipo usado, que les evita comprar equipamiento, sin embargo reveló que cada año hay déficit en cuanto a las necesidades y gastos de operación de entre millón y medio y  tres millones de pesos.

Situación que, advirtió, se refleja en el equipo, porque a final de cuentas no pueden adquirirlo, por lo que están atendiendo las emergencias con equipo viejo o roto, e incluso expuso que se les han llegado a quedar “tirados” los camiones en el camino: “sí ha habido fallas, por ejemplo, el fin de semana pasado un camión de bomberos se nos quedó tirado al momento de acudir a atender un rescate, por lo que tuvimos que mandar a la grúa a retirarlo”, recordó.

Declaró que afortunadamente no era una emergencia grave, ya que se trataba de controlar un ataque de abejas africanas, pero subrayó que era una solicitud de auxilio por parte de la ciudadanía. Añadió que por el momento el camión se encuentra en un taller.

Benavente Duque ahondó en que muchas veces, debido a las restricciones financieras que tienen, los mantenimientos hacia las unidades de rescate son escasos, por lo que tratan de mantener el equipo en las mejores condiciones posibles para que puedan operar.

Aseguró que en cierto momento la deficiencia de equipo sí pone en riesgo la vida de los bomberos, pues, en cuestión de los trajes rotos, explicó que si llega a haber una salpicadura de algún elemento inflamable, este se puede llegar a quemar y se pone en riesgo la vida del rescatista.

Para concluir, detalló que de lunes a sábado los llamados de auxilio oscilan entre los 18 o 22 servicios diarios.

JSL
JSL