banda delictiva aprehensión policías hijo aprehensión dos adolescentes
Detienen a sujeto por obstaculizar una aprehensión y lesionar a un policía
29 octubre, 2015
cortina de humo
Detención de maestros en Oaxaca, una cortina de humo: AMLO
29 octubre, 2015

“El PRI no mete las manos al fuego por nadie”: Rebeca Terán

contralores municipales rebeca terán

Jorge Torres

La presidenta del Comité Ejecutivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rebeca Terán Guevara, afirmó de manera tajante que el tricolor “no mete las manos al fuego por nadie”, esto después de que se diera a conocer la detención del ex alcalde interino de la administración de Victoria Labastida Aguirre, Miguel Ávalos Oyervidez, por falsificación de documentos, uso indebido de la función pública y peculado. La dirigente sentenció que todo funcionario que haga uso indebido de su función debe responder ante la ley.

“Nadie estará por encima de la ley, quien la haga, si es su responsabilidad, que la pague. El PRI jamás estará del lado de corruptelas; estamos del lado de la gente, de la justicia, estamos al lado de la verdad”, manifestó la líder priísta, quien aseveró que “el PRI hoy tiene un nuevo rostro”, por lo cual si un funcionario del partido hace mal uso de los recursos están las instancias correspondientes que actuarán conforme a la ley, además destacó que no sólo el tricolor tiene estos problemas.

Terán Guevara indicó que cada quien es responsable de sus propios actos, por lo que el partido no tiene responsabilidad en las actitudes que tome cada individuo, y por lo mismo el caso de Victoria Labastida Aguirre debe analizarse en las entidades correspondientes: “yo no tengo las evidencias; sabemos por los medios de comunicación que hay una orden de aprehensión. Yo creo que este tema tomará su curso con la autoridad correspondiente”, agregó.

Por último, sobre si se iniciaría un proceso de expulsión contra estos funcionarios labastidistas, además de la propia ex alcaldesa, explicó que eso lo analizará el área de Justicia Partidaria, pero no negó que se pudiera iniciar una expulsión de las filas priístas.