corrupción
Prisión para ex premier israelí Olmert por corrupción
29 diciembre, 2015
prófugo
Recapturan en Puerto Vallarta a joven prófugo de EU
29 diciembre, 2015

En La Pila “calma con alfileres” señala visitadora de la CEDH

Jorge Torres

La tercera visitadora general de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Begoña Castillo Martínez, encargada del sistema penitenciario del estado, recorrió ayer por la mañana el penal de La Pila, donde recabó testimonios de por lo menos 15 internos, para saber qué ocurrió exactamente durante los motines de la semana pasada. Indicó que los reclusos manejan dos versiones, una es que los reos lesionados fue por peleas entre ellos, pero otros señalan que los policías llegaron a golpearlos. Asimismo, dijo que aunque hasta el momento hay calma, pero está sostenida “con alfileres”, pues no se descartan nuevos conatos de bronca.

“Veo una calma con alfileres, hay que estar al pendiente, no hay una seguridad, pero no sólo para los internos, sino también para el personal de custodia. Son pocos, no tienen equipamiento adecuado, no tienen respaldo por parte de sus superiores, entonces es difícil la situación, se va a tardar un tiempo en que el penal se restablezca porque tampoco hay seguridad de que no vaya a haber otro motín, puede haber otro conato por cualquier otra situación, puede haber más manifestaciones de los internos, hay que ver los días siguientes”, dijo la visitadora.

Explicó que todo lo desató la llegada de un interno del fuero federal que ya había estado recluido en el penal, como las autoridades nuevas no sabían del antecedente de esta persona, la cual participó en el sangriento motín de abril de 2013, indicó que por el desconocimiento metieron a esta persona con la población general, esto ocasionó que los demás internos al enterarse se fueran encima de este reo, “ya lo querían linchar”. Indicó que esto pasó el lunes y a raíz de esta situación internos de los dormitorios 1, 2 y 3 se empezaron a enfrentar con internos de los dormitorios 4, 5 y 6, pues ya existía rivalidad entre estos grupos, por lo cual aprovecharon la situación, lo cual después derivó en más inconformidades contra las autoridades del penal; la situación se complicó con la intervención de los policías.

“En el sistema de seguridad se aplica un cierto grado de fuerza, el primer uso es el diálogo, si esto no funciona ya usan otro tipo de acciones como gas lacrimógeno, uso de la fuerza física para contener a los reos y lo último ya es el uso de la fuerza mediante otro tipo de armas, pero aquí los policías se fueron directo a los golpes, llegaron y empezaron a golpear a diestra y siniestra, no aplicaron los protocolos de seguridad adecuados, hay internos que me comentan que llegaron a las celdas a golpearlos; en la madrugada llegan y los golpean a todos”, agregó.

A pesar de esto, señaló que hay otras versiones que dicen que los golpes fueron entre los propios internos, pero destacó que sí llegaron policías a golpear, pues incluso una persona ya adulta mayor le señaló que él no hizo nada y llegaron a golpearlo; mostró las lesiones producto de esas agresiones policiacas. “Más que nada fuimos a acreditar cómo están los internos y que nos contaran las versiones, por ello debemos recabar más testimonios para corroborar las versiones que nos dicen, hay algunos que nos han dicho que no se metieron en problemas, que se quedaron en sus celdas, pero hay otros que sí nos dijeron que están lesionados, nos mostraron las heridas”, señaló.

Otras cosas que aseguró le manifestaron los internos es el temor de que haya traslados a otros penales, además de que hay reclusos que no pueden transitar en algunos dormitorios, pues puede haber más problemas ante la rivalidad que existe. Asimismo, señaló que las familias afuera están muy preocupadas, pues no hay comunicación hacia el interior, pues hasta el momento no hay líneas telefónicas. “Es más, hasta un guardia nos dijo que ni era recomendable entrar al penal, pues todavía puede haber algunos conatos de violencia”.

Mencionó que ahora la situación está tranquila al interior, obviamente hay lugares que están destruidos como el área médica, trabajo social y pedagogía, donde los internos toman clases. “Se le pedirá a las autoridades que rehabiliten esas zonas; el penal está destrozado, destrozado, hay colchones quemados, áreas desechas, ahorita apenas están arreglando las cosas, nosotros estamos solicitando se arreglen las cosas”.

Finalmente, comentó que ella labora en derechos humanos del penal desde 2009, y llegó a la titularidad del área en 2012, por lo cual le ha tocado ver los diferentes motines que se han suscitado. Señaló que incluso hay una recomendación general 4/2012 en donde se le dice a las autoridades que cada vez había más muertos en el penal, “se les dijo, se les advirtió, pero lo dejaron seguir, a raíz de la recomendación bajó un poco la violencia, pues antes había muchos suicidios que los manejaban así pero cuando íbamos a ver el interno estaba colgado en la celda pero lleno de moretones. Llega lo de 2013 que fue muy fuerte, fue como la culminación de todo lo que habíamos advertido con interioridad, pero no hicieron caso. En tres meses de ese año emitimos 26 medidas precautorias.