Protección Civil emite alerta en todo el estado por las bajas temperaturas
9 enero, 2015
Códice vigente
9 enero, 2015

Enfermedad renal evidencia abandono del Seguro Popular

seguro popular
enfermedad renal

Atención a un paciente con enfermedad renal en una clínica rural. Foto: La Jornada

La enfermedad renal crónica es el caso más extremo que evidencia y desnuda el abandono del Seguro Popular hacia las personas que no tienen seguridad social, alertó Luis Eduardo Hernández Ibarra, profesor investigador de la Facultad de Enfermería de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

Explicó que el Seguro Popular es el sistema para brindar protección financiera en salud a más de la mitad del país que no tiene acceso a la seguridad social, y detalló que la atención que brinda depende de un catálogo de intervenciones cuyo funcionamiento es similar al de un seguro privado, puesto que sólo cubre determinados aspectos de una enfermedad.

Indicó que las personas afectadas por la enfermedad renal crónica necesitan realizar terapias sustitutivas como diálisis peritoneal o hemodiálisis, pues “sus riñones ya no hacen la función que deberían hacer o no lo hacen de la manera óptima”. Sin embargo, ninguno de estos tratamientos son cubiertos por el Seguro Popular, motivo por el cual deben ser pagados directamente por el bolsillo del paciente.

“Estamos hablando de terapias que cuestan en lo privado mil 200 a mil 500 pesos la sesión; estos enfermos necesitan tres sesiones a la semana”, expresó el académico, y señaló que gran parte de los enfermos renales de San Luis Potosí que requieren atención provienen de zonas alejadas a la capital, como Villa de Reyes, situación que suma al costo del tratamiento el de los viáticos que se requieren para asistir a tres sesiones semanales.

“Lo que no les cubre el Seguro Popular, aunado a la condición económica previa de los pacientes, hace que estos se conviertan en limosneros de la salud para lograr atenderse o tener acceso a los servicios”, mencionó. De igual forma refirió que esta situación obliga a las personas que padecen enfermedad renal y a sus familiares a verse en la necesidad de buscar ayuda en Cáritas, de vender sus propiedades o de solicitar préstamos.

Comentó que las causas de esta condición provienen de diferentes vertientes, como enfermedades crónicas mal tratadas o intoxicaciones con medicamentos; además, lamentó que a nivel nacional no se posea un registro del número de personas que sufren un padecimiento de este tipo.

Finalmente, subrayó que, debido a que se trata de una enfermedad silenciosa que no expresa síntomas hasta que ya ha ocasionado daños irreversibles en el organismo, es necesario enfatizar las medidas preventivas como realización de exámenes médicos que dan muestra de si los riñones están fallando, y recalcó que “si se hace un tratamiento oportuno, se logra prevenir y ganarle la carrera al padecimiento muchos años antes de que el paciente caiga en el estado más grave de la enfermedad renal”.

JSL
JSL