Localizan a estudiante potosino presuntamente extraviado en España
7 septiembre, 2015
premio estatal recomendación
CEDH lanza convocatoria para la 3ª. Edición del Premio Estatal de Derechos Humanos
7 septiembre, 2015

Equipo médico del IMSS salva la vida al pequeño Oliver, después de grave accidente

oliver

Un terrible accidente automovilístico casi arrebató la vida a Oliver, de 5 años de edad, quien tuvo que enfrentar un severo traumatismo craneoencefálico al salir disparado por el parabrisas del vehículo.

Personal médico, de enfermería y de rehabilitación del Hospital General de Zona número 1 del IMSS, lograron en semanas pasadas sacar adelante al pequeño Oliver, quien en un accidente de tránsito en la carretera 57 saliera proyectado a través del parabrisas del vehículo de sus padres, con graves daños a su salud, llegando al Hospital con un pronóstico muy malo.

Casi un mes permaneció Oliver en el área de Cuidados Intensivos del Hospital. Su madre Nayeli García -quien también saliera afectada del accidente- recuerda que esa noche del 21 de junio a causa de la imprudencia e irresponsabilidad de una persona que se dio a la fuga, tuvieron un grave accidente en su automóvil donde viajaban ella, su esposo y Oliver.

De acuerdo con los médicos del IMSS en SLP, Daniel Hernández Zapata, intensivista pediatra y Verónica Montserrat Campos Guevara, neuróloga pediatra, el pequeño ingresó con un severo traumatismo craneoencefálico y torácico además de otros politraumas, hemorragias internas, inflamación cerebral con alteraciones y secuelas graves. El diagnóstico era desalentador “con pocas esperanzas de vida”.

Daniel Hernández recuerda: “El trauma corporal se comporta de manera benéfica en la evolución; sin embargo, el de cráneo fue muy severo con fractura, hemorragia, inflamación cerebral, con secuelas muy graves, se le da manejo inicial en el 50, de ahí traslada aquí por la especialidad”.

Agrega que al existir exposición de masa encefálica –incluso por el oído- era una situación muy grave, por lo que el médico neurocirujano pediatra Manuel Sandoval hábilmente realiza un proceso denominado craneotomía descompresiva, (retirar hueso) de donde después sale a Terapia Intensiva, donde permanece un mes complicado.

“Es difícil el tratamiento de un paciente así porque involucra un manejo interdisciplinario: neurólogos, neurocirujanos, pediatría, intensivistas. La evolución posterior de Oliver va a la mejoría, aunque se queda con ventilación asistida varios días y no fue necesario hacerle una traqueotomía porque pareciera que Oliver dijera que no”, explica el Intensivista del IMSS.

La neuróloga pediatra Verónica Campos Guevara dijo que también se afecta el sistema nervioso central, donde habrá secuelas neurológicas inmediatas, mediatas y tardías, por lo que se buscó mejorar pronóstico y un mes después fue dado de alta con muy buenos pronósticos.

La madre de Oliver, la señora Nayeli, relata: “desde el momento en que me dieron de alta del hospital, estuve con angustia: cada seis horas podíamos ingresar a la sala de terapia intensiva y solo verlo por 10 minutos, las visitas parecían despedidas”, recordó la madre del niño.

Agrega que los médicos nunca se dieron por vencidos; tengo un profundo agradecimiento y ni siquiera existen las palabras que expresen la plena felicidad de ver a mi hijo con vida.

Recientemente Oliver celebró su cumpleaños número cinco. Con el apoyo de sus familiares acude a Terapia de Rehabilitación en el lenguaje y psicomotricidad. Existe una plena expectativa de que con el paso del tiempo y la dedicación en su proceso de rehabilitación vuelva a caminar y a hablar, pues a unas semanas de su alta hospitalaria, ha tenido importantes avances.