No hay fuero para alcaldes por delitos federales, aclara Vera
6 enero, 2015
Locatarios del mercado Hidalgo piden al alcalde darse un “baño de pueblo”
7 enero, 2015

Es necesario revisar protocolos de seguridad, admite Protección Civil

protocolos

Ricardo Tapia Cuevas.

Seríamos negligentes si este tipo de situaciones no nos obligan a revisar nuestros protocolos de atención, reconoció el director de Protección Civil municipal, Ricardo Tapia Cuevas, en relación a la respuesta de la dependencia ante el apagón que se suscitó el lunes 5 de enero en la zona norte y poniente de la ciudad y que afectó a 120 mil personas.

Mencionó que la problemática tuvo su origen en el derribo ocasionado por un tráiler de un poste con líneas de alta tensión, situación que además generó un incendio en un lote baldío cercano que fue atendido por bomberos.

Señaló que la atención de la reanudación del suministro eléctrico fue responsabilidad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el cual se recobró de manera paulatina para ser restablecido en su totalidad a las tres de la mañana del martes 6 de enero, e indicó que las zonas más afectadas fueron el norte y poniente de la ciudad, destacando el Centro Histórico, Carranza, Cuauhtémoc, Himno Nacional y Lomas.

El director consideró que la atención brindada por las dependencias municipales de protección y de seguridad fue adecuada, sin embargo recalcó que corresponde a cada instancia el ejercicio de sus protocolos: “el protocolo es una situación de suministro de energía eléctrica que correspondía a la CFE restablecer la atención del suministro, mientras que los cuerpos de emergencia nos dimos a la tarea de atender propiamente con nuestros protocolos”, sostuvo.

Destacó que, debido a que las líneas telefónicas de la Dirección de Protección Civil Municipal también sufrieron afectaciones a causa del apagón, la mayor parte de las acciones de la dependencia se concentraron en la realización de rondines en los puntos de mayor concentración de personas para verificar y atender situaciones de emergencia sin necesidad de esperar una llamada de auxilio.

Subrayó que el hecho ocurrido deja lecciones y admitió la necesidad de realizar un “ejercicio hacia adentro” para analizar las causas de la situación, revisar los protocolos de atención y adecuar y aplicar nuevos lineamientos.

“Seríamos negligentes si no nos ponemos a analizar lo que sucedió con base en este tipo de situaciones que se dan que son poco frecuentes, pero no improbables”, reiteró.

Finalmente, hizo un llamado a la ciudadanía para que se sume a este tipo de protocolos que insisten en el fomento a una cultura de la autoprotección.

JSL
JSL