Diputado acusa a Conde de echarle culpas a administraciones pasadas
22 octubre, 2014
¡Todos somos Ayotzinapa!
23 octubre, 2014

Especialistas advierten riesgos de la mala planeación urbana

Ricarlos I

Durante la presentación en El Colegio de San Luis del seminario Agenda Social del Agua, riesgos, Capacidades e Identidad, Edgar Talledos, Jorge Morán y Alberto Velázquez advirtieron del riesgo de la mala planeación urbana, la sobreexplotación de los mantos freáticos en la capital potosina y las consecuencias tanto ecológicas como sociales que pueden causar.

“No existe una fórmula mágica para resolver los problemas de una ciudad”, indicaron.

La sobre la explotación del gas de esquisto, señalaron que la afectación a los mantos freáticos es indudable, aunque faltan muchos estudios técnicos sobre el estado de los terrenos donde se efectuaría: “hay demasiada opacidad sobre el tema, tanto por parte de quienes hacen los estudios como de las empresas”, puntualizaron.

Agregaron que “el efecto no es sólo ecológico, sino también social; una empresa llega y toma posesión de un terreno, cambiando el uso básico que se le da al agua disponible en la región, líquido que antes se usaba para siembras y cultivos, ahora no estará disponible por usarse en el fracking, así que, incluso sin haber contaminación posterior probada, su efecto en el modo de vida de la población colindante sí es directo”.

Es esta una de las eternas discusiones también con los desarrollos urbanos, pues la industria que hace crecer a las ciudades es muy demandante de agua, así que los mantos no sólo son explotados por la población creciente, sino por la industria, y hay que valorar entonces cuánta agua sería suficiente para la gente y cuánta para la industria, pero no siempre es así, en muchas ocasiones se prima a la industria sobre las necesidades de la población y el efecto social es claro en una ciudad como San Luis Potosí, donde las casas y los bienes raíces, por ejemplo, no son sólo por la calidad de la vivienda y la zona donde se encuentra, sino si tiene agua corriente las 24 horas.

Este conflicto, continuaron, también se tiene en las zonas donde choca el área rural con el área urbana, pues el área urbana necesita esa agua que usan los agricultores para generar comida.

Sentenciaron que el problema con las dependencias es la división: una dependencia, por ejemplo los de Desarrollo Económico, buscan proyectos que generen más y más empleos, pero no se asesora para saber si la tierra donde quieren crear esos empleos tiene la infraestructura para soportar a las familias que se mantendrán gracias a esos empleos. Añadieron que el crecimiento lo han hecho horizontal y de forma descuidada, y la corrupción también juega su parte porque se quiere fraccionar donde a ciertos constructores y ciertos políticos les conviene, no donde más lógico sería.

Como se dijo antes, no hay una fórmula mágica, reiteraron, pero crecer hacia arriba sería una solución en San Luis Potosí, no sólo para aprovechar la infraestructura ya existente, sino para evitar que el suelo suba de precio porque cada vez hay menos, pero para esto los proyectos deben hacerse de manera holística, considerando todas las disciplinas para conseguir un buen resultado.

Parte de esta corrupción, por ejemplo, también se manifiesta en los centros turísticos, pues se “vemos hoteles que supuestamente evitan la necesidad de industria para generar empleos, la industria verde, le dicen, pero sin permiso de ningún tipo y a veces con la complacencia de las autoridades locales, excavan sus propios pozos mientras el resto de la ciudad está en veda”.

“Sin un control y sin un plan claro y que no se olvide con los años, construcciones como El Realito sólo serán paliativos. Primero explotaron los mantos poco profundos locales, luego los profundos y los de los municipios vecinos; ahora traen el agua de la frontera con Guanajuato y a pesar de eso seguirá habiendo amplias zonas de la mancha urbana con problemas de agua, por su mala infraestructura, dispar y mal construida. El agua de lluvia se va al drenaje, no se recupera, y sólo inunda la ciudad, y, curioso, en las áreas pobres y sin agua corriente todo el día, se desarrolla el tipo de reciclaje del agua que debiera ser una regla, donde las aguas residuales que no son negras se aprovechan para regar plantas y muchas otras cosas”, concluyeron.

JSL
JSL