alejandro lozano boris
Alejandro Lozano sí buscará la candidatura panista
4 Enero, 2015
Exigen esclarecer la asignación de recursos para secundaria en Soledad  
4 Enero, 2015

Este año, poco que hacer contra el aumento al transporte público, reconocen activistas

transporte público

Integrantes de Praxis Combativa lamentaron el inminente incremento a la tarifa del transporte público. Foto: César Rivera

Jorge Torres

Integrantes del colectivo Praxis Combativa señalaron que ante la inminente alza a la tarifa de transporte público, por el ajuste del salario mínimo, hay poco que hacer, pues es algo que está establecido en la ley, por lo cual este año será muy difícil dar lucha porque no hay condiciones propicias y lo único que podrán hacer es puntualizar lo que no han cumplido los permisionarios y preparar el terreno para, el siguiente año, pugnar por una tarifa más justa.

“Queda en un señalamiento público de rechazo y verlo como una lucha de largo plazo para ver qué se puede hacer más adelante”, reiteraron.

Uno de los integrantes del colectivo, David Reyes, expuso que la defensa de la tarifa del transporte urbano ha sido una de las luchas que han venido enarbolado desde hace tiempo, pero ahora la situación es diferente, pues “el gobierno se ha sabido mover y modificar la estrategia”.

Agregó que “al momento que hacen esta fórmula y el incremento es automático, la discusión es mínima y nada más lo que se tiene que hacer es que el consejo haga su fórmula, se la envíe al gobernador del estado para que éste la publique; ya no tenemos ese espacio para hacer presión.

Además, mencionó que en términos legales se ha estado estudiando la viabilidad de proponer un juicio de amparo, pero es difícil, pues “para modificar la situación se tendría que cambiar la ley o de plano modificar todo el esquema del transporte urbano”.

Por su parte, otro integrante de Praxis Combativa, Adrián Hernández Puente, comentó que, en pocas palabras, no se tiene mucho margen de acción, pues no es como antes, que dependía de una decisión política del gobernador, el cual, de acuerdo a las condiciones políticas y sociales, decidía si aumentaba o no.

Reiteró que este año sólo quedará en una situación de manifestar una postura de rechazo indicando las deficiencias del transporte: “se está trabajando como colectivo en un trabajo de investigación para conjuntar todas las deficiencias del transporte urbano. Dice Margarito Terán que se han cumplido con los diez puntos establecidos para aumentar la tarifa hasta por tres años, pero dichos puntos no se han cumplido al cien por ciento”, advirtió.

Por último, ambos consideraron que en 2015 simplemente se puede buscar “planchar el terreno” para que el año que entra se pueda dar una batalla más fuerte contra el alza a la tarifa, ya que por el momento no se tienen las condiciones propicias para hacerlo. Asimismo, invitaron a la ciudadanía en general a informarse sobre el servicio del transporte urbano y las deficiencias que aún presenta sin que hasta ahora se haya hecho algo por solventarlas.

JSL
JSL