gasolina
Verifica Protección Civil estaciones de gas y gasolina
3 febrero, 2015
Aún sin concretar recursos para reevaluar a policías municipales
3 febrero, 2015

Falta voluntad de los varones para que haya equidad de género en la política

Varones tienen que cambiar su mentalidad: Clara Scherer

Clara Scherer Castillo.

Clara Scherer destacó que, en la materia, SLP se encuentra a mitad de tabla a nivel nacional

Samuel Estrada

La falta de equidad de género en la política y en los cargos públicos se debe, más que a un desinterés de las mujeres, a una falta de voluntad de los varones, que son los que, por lo regular, ocupan estos cargos, consideró Clara Scherer Castillo, politóloga y activista a favor de la participación femenina en los cargos públicos a nivel nacional.

Además, expuso que “actualmente en la política mexicana ya mandata la Constitución la paridad de género: 50 por ciento de hombres y 50 por ciento de mujeres en el caso de todas las candidaturas; esto es lo justo, la democracia es igualdad. México ha venido hablando de democracia desde 1821, pero parece que hasta ahora 2015 se podría ver una democracia en ciernes”.

Señaló que estos primeros pasos democratizadores del país vienen en el tema de las candidaturas a puestos de elección popular en donde la ciudadanía decide, pero el gran pendiente es buscar la igualdad en los puestos de designación o en donde existen otros mecanismos, como es el caso de los funcionarios designados por los ejecutivos y todo lo que representa el Poder Judicial a nivel nacional.

Comentó que San Luis Potosí es un estado que se encuentra a mitad de tabla a nivel nacional porque no se trata de una entidad que haya hecho algo destacado o impulsado alguna legislación en materia de igualdad de género, pero tampoco es de los estados más atrasados en la materia, como Nayarit y Sinaloa, donde prevalece una cultura aún muy machista.

Recalcó que no se va a poder seguir avanzando si los varones no cambian su manera de pensar, para que desde el interior de los partidos se comience con este movimiento y se democraticen: “que dejen de ser cúpulas de compadres y se dejen de su política patrimonialista; el reto más próximo para las mujeres es el de democratizar las instituciones políticas desde dentro”, concluyó.

 

JSL
JSL