Delicadezas
6 noviembre, 2015
Labastida acude a declarar en La Pila
6 noviembre, 2015

Acusan de negligente a hospital general del ISSSTE

nonato

Los afectados también denunciaron las malas instalaciones del hospital del ISSSTE.

Jorge Torres

Familias de un bebé y un nonato que murieron por falta de atención médica denunciaron negligencia en el hospital general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), pues acusan que los menores no fueron atendidos de manera correcta.

El primer bebé murió por falta de atención de un especialista. El certificado señala muerte de asfixia por bronco aspiración. En el segundo caso, la madre acudió a urgencias por complicaciones en su embarazo, pero no había médicos que la atendieran, por lo cual su hijo falleció en su interior, ante lo cual los médicos le indicaron después que ya iba muerto, situación que, aseguraron los afectados, no fue así.

Según los quejosos, la primer bebé, de aproximadamente un mes de edad, fue llevada por su madre al área de urgencias del mencionado hospital el pasado 31 de octubre a las 2:30 de la mañana. En la ficha de admisión se reportó que la menor acudió con dolores, por lo cual emitía quejidos, además de tener tos intensa con flemas.

Al hacerle la primera valoración, se le diagnosticó con “probable neumonía”, por lo cual se le realizó el tratamiento que se consideró pertinente a la espera del médico y su evolución, pero ese dia el médico no se presentó a trabajar, y quienes estaban de guardia sólo firmaron la entrada y se retiraron, por ello no había personal suficiente para que fuera atendida.

Después de cuatro horas llegó el médico especialista, pero ya no pudieron salvar a la menor, quien murió por las complicaciones derivadas de sus síntomas.

El nonato no nació por falta de atención de un especialista ginecólogo, el cual no se presentó sino cuando ya las complicaciones de la madre eran muchas. La afectada criticó que “le echaron un rollo” de que el producto ya venía muerto, sin embargo ella asegura tener pruebas de que no fue así.

Aunado a estos casos de negligencia, también se denunciaron las pésimas condiciones de algunas áreas del hospital, pues falta mantenimiento a las calderas que se encuentran a siete metros del tanque de oxigeno, el cual está a sólo 10 metros de las camas del nosocomio, por lo cual existe el riesgo de fuga o explosión.

Además, expusieron que en el techo hay tanques de gas y diesel, también a corta distancia, por lo cual no se cumplen especificaciones de Protección Civil.

Por último, advirtieron que en el área de lavandería del hospital se preparan los químicos y los facturan como que los compran, además de que se trafica con la ropa hospitalaria nueva.

Los inconformes exigieron una respuesta al delegado del ISSSTE, Alberto Rodríguez Jacob, pues se está poniendo en riesgo la vida de pacientes con la falta de una correcta atención médica e instalaciones en mal estado.

JSL
JSL