alejandro lozano boris
Boris sigue sin definir su participación en la convocatoria panista a la gubernatura
29 diciembre, 2014
Pavel Aztorga
Proponen nombrar Pavel Astorga al premio al bibliotecario
29 diciembre, 2014

Gestiona la Casa del Migrante un banco de huellas dactilares de quienes llegan al refugio

Gestiona casa del migrante banco de huellas dactilares de migrantes

Casa del Migrante de San Luis Potosí.

Jorge Torres

Ante el creciente número de migrantes centroamericanos que desaparecen en México o que encuentran la muerte a manos de delincuentes, el padre Rubén Pérez Ortiz, director de la Casa del Migrante de San Luis Potosí, señaló que se gestiona con la Procuraduría General de la República (PGR) para sacar adelante un banco de huellas dactilares en el estado que concentre la información de todos los migrantes que pasen por el refugio potosino, para que de esta forma se les pueda localizar de manera más rápida.

El sacerdote indicó que los migrantes muchas veces cambian de nombre, por cuestiones de seguridad, por lo que no traen papeles ni identificaciones, por lo que la cristalización de este proyecto ayudará a tener una base de datos que sería enviada al Banco de Huellas Dactilares a nivel nacional, para que se logre la identificación de personas, además de que pueda contribuir con la seguridad interna de la casa, pues se han detectado filtraciones de delincuentes entre los migrantes.

“De la Casa del Migrante se va al banco nacional en donde hay un espacio donde se concentran todas las huellas dactilares, esto nos va a servir también para la seguridad interna, pero sólo serán utilizados en casos de eventualidades, no es que estén expresamente rastreando personas, aquí la situación es cuando se presenta algún desaparecido”, indicó.

Ejemplificó con dos casos en que este sistema ayudaría mucho: primero el tema de un joven de 18 años que fue masacrado a machetazos en las inmediaciones de Bocas el pasado primero de noviembre, el segundo, de hace dos semanas, en el que un migrante fue apuñalado en un asalto. En ambos casos no es posible averiguar su identidad, pues no llevaban identificaciones, “todo parece indicar que son migrantes por su ADN, pero están en calidad de desconocidos; aquí el elemento que nos va a permitir mucho es la cuestión de las huelas dactilares”.

Finalmente, dijo que se ve la posibilidad de capacitar al personal de la Casa del Migrante y ellos mismos a la entrada de los viajeros al refugio puedan realizar el registro de las huellas, verificando que efectivamente sean migrantes quienes accedan a la casa.

JSL
JSL