Mendoza Díaz inicia campaña a la gubernatura en la capital potosina
9 marzo, 2015
reforma energética
México SA: Aguas con el agua
9 marzo, 2015

Habitantes de San Juanico El Grande, inconformes con el nuevo relleno

San juanico el grande

Habitantes de San Juanico El Grande se dicen preocupados por las repercusiones en su salud debido a la acumulación de basura. Foto: César Rivera

Sólo se tomó en cuenta a quienes tenían tierras para vender, lamentan los afectados

Doré Castillo

Tal como sucedió en El Jaralito, ahora los habitantes del ejido de San Juanico El Grande, lugar elegido por la empresa encargada del servicio de recolección de basura Vigue para la construcción del nuevo relleno sanitario para la capital potosina, rechazan este proyecto, pues se dijeron engañados por la concesionaria, la cual, sostuvieron, “no les habló claro desde un principio”, y ahora muestran preocupación por las afectaciones ecológicas y de salud para sus familias y el ganado del cual subsisten.

Predios del nuevo relleno, vecinos del tastro TIF

Para llegar a los nuevos terrenos donde se dispondrá la basura de los potosinos, es necesario transitar por el anillo periférico norte y tomar la salida a la carretera San Luis Potosí Peñasco-La Mantequilla. Lo primero que destaca a la distancia es el actual tiradero municipal de Peñasco como una imponente montaña de tierra amarilla coronada por basura, con el logo de la empresa Vigue plasmado a color en uno de sus flancos.

Las construcciones comienzan a espaciarse después de pasar una granja de pollos Pilgrim’s Pride. Aproximadamente 100 metros después del libramiento norte, y 300 metros antes del rastro TIF, se vislumbra un letrero verde que indica la salida para el camino de terracería que desemboca en la localidad de El Minguinero, perteneciente al ejido de San Juanico El Grande.

Los habitantes de El Minguinero son pocos, apenas cinco o seis casas que bordean los costados del camino por el cual transitarán los camiones de basura hacia el sitio de disposición final del nuevo relleno sanitario.

Son pocos los que habitan la localidad que compartirá terreno con el nuevo relleno sanitario, pues los predios que adquirió la empresa con los ejidatarios de San Juanico el Grande se encuentran “justo al final de la calle, pasando el último poste”. Son pocos, y sin embargo están molestos, ya que a la primera mención de las palabras “relleno sanitario” y “Vigue” las expresiones de sus rostros curtidos por el sol cambian, se endurecen.

Los señalamientos en torno a la construcción de la obra no se hacen de esperar. En especial, se repiten aquellos que hacen referencia a la opacidad con la que Vigue manejó la compra de terrenos con los ejidatarios, quienes hasta después de haber firmado el trato se vieron enterados de que los habían vendido para enterrar en ellos la basura. También se repitieron los que dan cuenta de la incertidumbre ambiental a la que se verán expuestos, ya que existe preocupación por la afectación al suelo y a las lagunas cercanas, de donde beben y se alimentan los animales.

Se tomó en cuenta a quienes tenían tierras para vender

La primera casa pertenece a Modesta Moreno, una mujer de baja estatura y cabello negro que se recarga en la reja de madera para explicar que, por no ser ejidataria, a su familia nunca se le informó que un proyecto de esa naturaleza se llevaría a cabo cerca de donde habita.

“Ese trámite lo hicieron con los que son ejidatarios, entonces nosotros, como no tenemos tierras, mi esposo y yo, no contaron con nosotros para dar esa autorización”, detalló. “Yo me enteré hasta que pasó la máquina aplanando el camino aquí frente a mi casa”, agregó.

La mujer comentó que, aunque la obra podría tener beneficios, son más las problemáticas que acarreará, pues los habitantes de la localidad ya conocen la forma en que el tiradero de Peñasco perjudicó la salud de quienes viven a su alrededor.

“Salió en el periódico que no se debe de construir a más de 10 kilómetros de distancia del relleno sanitario, pero nosotros estamos aquí, a dos kilómetros ¿No pensaron en eso a la hora de hacer los trámites?”, expresó.

“En el tiradero de Peñasco los niños ya están saliendo con defectos y les están diciendo que es por eso; también les hicieron exámenes a las plantas y ya todas están absorbiendo la contaminación que está abajo”, advirtió.

Modesta Moreno lamentó que no se haya tomado en cuenta la opinión de los habitantes de la localidad de El Minguinero, quienes son los que estarán expuestos a la cercanía del relleno sanitario, ya que los ejidatarios que vendieron los predios para que este se construya habitan kilómetros a la distancia, cerca del ejido de Milpillas.

Por tal motivo, la mujer pidió a los ejidatarios, así como a la empresa Vigue y al ayuntamiento de San Luis Potosí, “que hagan las cosas bien, si es en serio que no nos va a afectar, pues adelante, pero si ya saben que va a afectar en un futuro y aún así van a darle continuidad, están haciéndonos un mal”.

Algunos ya no están conformes con la venta

Francisco Ortiz, uno de los ejidatarios habitantes de la localidad, señaló que el comisariado ejidal de San Juanico El Grande, Hidilberto Ortiz Moreno, fue el encargado de organizar las reuniones con la empresa Vigue en las cuales se concretó la venta de los predios.

“Dicen que va a estar bien, que van a hacer un hoyo para abajo, como unos diez metros, y que a una cierta capacidad van a echarle un relleno de tierra y luego basura de la que van a traer y luego tierra, y así se va a ir rellenando hasta arriba, entonces allí queda la tierra para arriba donde van a poner unos arbolitos y un parque, eso dijeron los ingenieros que vinieron de la empresa”, añadió.

El ejidatario indicó que la empresa ha tenido acercamiento con los ejidatarios mediante asambleas y que ha habido inconformidad por parte de los mismos porque “algunos decían que era muy barato, decían que ya no querían vender pero ya les habían dado una cierta cantidad de dinero y ahora para el 27 de marzo les van a terminar de liquidar aunque ellos ya no estén muy conformes con que hayan vendido”.

“Los que vendieron, vendieron, y nosotros no supimos que se iba a hacer ese basurero allí, porque los ejidatarios nomás vendieron sus tierras y no nos avisaron”, expuso.

“Vivimos de los animales que se alimentan de estas tierras”

Hortensia Ortiz García, habitante también de la zona, recalcó que quienes viven en El Minguinero subsisten de la cría de ganado vacuno, bovino y porcino que después se vende al rastro municipal para ser distribuido en las carnicerías, por lo que mostró preocupación debido a que la disposición de basura cerca de las tierras y de los lagos de donde beben y se alimentan los animales pueda causarles afectaciones a la salud que después se transmitan en su carne.

“No estamos de acuerdo, ahorita como está limpio el pasto pues sí los alimentamos, pero después que esté el basurero a lo mejor se mueren por la basura”, puntualizó.

La empresa Vigue “no nos habló claro”

Juan Ortiz, cuya casa se encuentra a menos de 150 metros del portón blanco que colocó la empresa Vigue para señalar el sitio donde comenzará la construcción del relleno sanitario, criticó que el ayuntamiento de San Luis Potosí “no se haya metido ni se haya dado cuenta de cómo estamos en la localidad”, y haya dejado a los ejidatarios en manos de la empresa.

“Engañaron a la gente, hasta que el comisariado y los ejidatarios no fueron después a Monterrey con gente de la empresa a darse cuenta de cómo estaba allá el tiradero de basura. Ellos nos la pintaron muy bonito aquí, pero no nos hablaron claro, nos dijeron de qué se trataba ya que nos habían comprado las tierras”, explicó.

Asimismo, consideró que la empresa se aprovechó de analfabetismo de los habitantes para llevar a cabo el negocio de la compra de los predios con los ejidatarios, pues “todos esos señores, licenciados, de plano engañaron a la gente vilmente, se aprovecharon de que somos personas que no sabemos a veces ni escribir ni leer”.

“Estamos molestos con los que vendieron las tierras, para qué las vendían, y luego para eso, si hubiera sido otro tipo de empresa, para otra cosa, que vendieran todo el ejido, pero venderlas para la basura”, criticó. “Qué les vamos a dejar entonces a nuestros hijos, a nuestros nietos, pura basura aquí”, dijo.

Por tal motivo, demandó al ayuntamiento de San Luis Potosí que, “así como Mario García Valdez vino aquí a que le diéramos su voto, ahora por qué no nos va a apoyar, queremos el apoyo de ellos porque nosotros somos campesinos que estamos viviendo de nuestras tierras, de nuestro ejido”.

san juanico el grande

Anuncio con el que explican la compra de los terrenos.

Un aviso en un poste

Mediante la colocación de copias de actas en un poste de luz, a los habitantes de la localidad de El Minguinero se les dio aviso de que las parcelas de los ejidatarios habían sido enajenadas a favor de la persona moral Vigue Relleno Sanitario SA De CV, en un precio total de un millón trescientos once mil cuatrocientos nueve pesos, sesenta y ocho centavos.

JSL
JSL