nave
Explota nave en vuelo hacia la estación espacial
28 junio, 2015
enfermedades raras
Tratamiento para enfermedades raras es insuficiente: Zermeño Guerra
28 junio, 2015

Homosexualidad es un trastorno psicológico: Arquidiócesis

Iglesia

 Samuel Estrada

Luego de que activistas de la comunidad Lésbico Gay denunciaran que la Iglesia está buscando que haya encono entre la sociedad en contra de los matrimonios homosexuales, el canciller de la arquidiócesis, Fernando Ovalle González, rechazó estas acusaciones y aseguró que no puede haber otra posición de la iglesia, puesto que la homosexualidad no es más que un trastorno psicológico y como tal tiene que ser tratada.

Recordó que tanto en México como en Estados Unidos, las Supremas Cortes de cada país han avalado la realización de matrimonios civiles entre personas del mismo sexo con el argumento de que no haya discriminación en contra de ellos “la iglesia será respetuosa de las leyes, si el gobierno da luz verde para este tipo de matrimonios por la iglesia lo acatará”.

Pero esto no quiere decir que se aceptará al interior de la Iglesia y mucho menos modificará la concepción del sacramento del matrimonio religioso que es solamente entre un hombre y una mujer “desgraciadamente también hay muchas ofertas religiosas, no dudo que por ahí haya alguna religión que si acepte casarlos”.

Expuso de igual forma que muchas veces los gobiernos y las sociedades aprueban tendencias de moda para darle rienda suelta a “caprichos humanos” y otro tipo de “desviaciones” que a lo mejor con una buena educación y una terapia puediera “normalizar” su identidad sexual “no hay evidencia científica de que sea algo genético o de nacimiento, al menos no al 100 por ciento, por tanto tienen que ver mucho las circunstancias externas específicas que vive una persona”.

Finalmente, refirió que con una buena terapia y acompañamiento las personas pueden volver al rol sexual que les corresponde “este es el camino (el tratamiento)  porque muchas veces la tendencia homosexual corresponde a situaciones de deficiencia educativa o afectiva, como la falta de una figura paterna en la familia o lo contrario el papel exageradamente autoritario de un padre también puede derivar en esta confusión y la normalización que existe en los medios informativos hacen que siga existiendo esta condición”.