La de Zacatecas fue elección de Estado, reiteran opositores
25 Junio, 2015
Constitucional el matrimonio entre homosexuales
25 Junio, 2015

Iglesia potosina celebra la liberación del padre Memo

padre memo

Juan Jesús Priego Rivera.

Samuel Estrada

Quienes acusaron a los padres Chuy y Guillermo aprovecharon “el río revuelto” ocasionado por el caso Eduardo Córdova para lanzar golpes infundados y llenos de rencor contra los presbíteros, seguramente por alguna rencilla personal, señaló el vocero del arzobispado de San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera, luego de la absolución del padre Guillermo Gil Torres, quien se encontraba recluido desde hace casi un año en el penal de La Pila.

El sacerdote comentó, de igual forma, que como Iglesia por supuesto les alegra cuando se ratifica la inocencia de un padre, y más cuando ellos se sometieron a procesos civiles como cualquier otro ciudadano y al final resultaron absueltos, lo cual es motivo de celebración. Adelantó además que pronto el proceso canónico abierto al interior de la Iglesia va a cerrar, por lo que lo más seguro es que pronto Guillermo Gil se reintegre a sus labores pastorales.

Explicó que será el arzobispo quien dispondrá a dónde y a qué labores irá el padre recién liberado o si incluso se le reinstala en la parroquia de la colonia 21 de Marzo, que es donde él oficiaba antes de ser detenido por las autoridades luego de las acusaciones que hicieran algunas personas.

Hizo hincapié en que no se puede decir que estos casos han sido “chivos expiatorios” porque de hecho sí hubo denuncias ciudadanas en contra de los religiosos, pero a la postre se demostró que fueron falsas; en este caso, indicó que se debe evitar en lo futuro que las personas tengan juicios tan largos debido a infundios de terceros: “hubo personas que, aprovechándose del río revuelto, quisieron por alguna antipatía, por la sensibilidad que había en el momento, dejar caer el golpe”, sostuvo.

Finalmente, agradeció públicamente el apoyo que le brindaron los feligreses de la iglesia de la colonia 21 de Marzo al padre Memo, además de la confianza incondicional que demostraron y hasta las manifestaciones que hicieron para defenderlo.

JSL
JSL