woow el gallego
Desconoce PGJE que SCJN haya tomado el caso Karla
19 julio, 2015
éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo
Ahora sí, recomendaciones
19 julio, 2015

Jóvenes Skaters se dicen víctimas de discriminación

Skaters

Skaters en Álvaro Obregón

Ricarlos I

Una docena de skaters, jóvenes que gustan de recorrer las calles de la ciudad en patineta, improvisaron su propio circuito de obstáculos con los señalamientos en la calle Obregón, cerca de su cruce con Bolívar, aprovechando señalética como rampa y los baches presentes, algunos con hasta 15 centímetros de profundidad, y reclamaron la falta de espacios de esparcimiento y la estigmatización social de que son víctimas.

Las obras de rehabilitación de la calle Obregón han causado el cierre no sólo de la ruta en cuestión, sino también de muchas de las vías aledañas, las cuales se encuentran en estos momentos intransitables, algunas, y otras prácticamente son utilizadas como estacionamientos por la gente que vive y trabaja en la zona.

Skaters

Skaters en Álvaro Obregón.

Esto, unido a la baja circulación sabatina y vacacional, motivó a los jóvenes a comenzar a patinar en una zona de la calle Álvaro Obregón, esquina con Bolívar, media cuadra hacia el este. Aprovechando los señalamientos viales improvisaron una rampa que sobrepasaba el metro de altura y, tomando impulso desde varios metros, esquivando baches y grietas en el asfalto para llegar con suficiente velocidad a la rampa, saltaban con la patineta adherida a los pies por inercia, y luego la hacían girar en el aire para luego caer de pie sobre la tabla y seguir patinando.

“No nos queda de otra”, lamentaron, “porque en cuanto vamos a algún parque la policía o los vigilantes comienzan a hostigarnos a pesar de que ni agredimos ni dañamos propiedad pública, que es lo que siempre quieren poner de pretexto. Sólo lo hacen por como vestimos o porque algunos usamos perforaciones, y no sólo a nosotros nos la aplican, también a los que hacen bici acrobática e incluso a los que están aprendiendo malabarismo en algún jardín”.

Estuvieron en el lugar por lo menos tres horas, siempre con precaución porque aún es una calle con circulación permanente. “En sí, donde sea que vayamos no podemos ir por mucho rato, porque las dos unidades deportivas que tienen espacio para nosotros se encuentran en zonas muy alejadas de donde vivimos, así que, por ejemplo, un día vamos a Tequis y estamos un rato, y nos movemos para que no haya problemas. Si no le hacemos así, traemos a los policías encima”, aseveraron.

JSL
JSL