Las minorías no pueden parar proyectos, dice Nieto Navarro
31 octubre, 2014
Encabeza Toranzo sesión solemne del Congreso en Tamazunchale
31 octubre, 2014

Juez halla sin sustento cargos por falsificación contra el notario 21

Cándido Ochoa. El fallo echa por tierra sus afirmaciones. Foto: César Rivera

Ricarlos I

Luego de varias semanas de esfuerzo legal, ayer el juez segundo de distrito en el estado, Francisco Ramos Silva, concedió a Gerardo Parra Dávalos, fedatario de la Notaría 21, un amparo en el que se obliga al juez sexto del Ramo Penal, Juana María Castillo Ortega, a volver a emitir un fallo debido a que, según el juez federal, la acusación de falsificación no se sustenta ni justifica con las pruebas presentadas.

Se lee en el expediente 114/2014-IV promovido por el mismo Gerardo Parra, que la resolución del juez “no satisface los requisitos de motivación y fundamentación, además de que las omisiones en las que incurre el juez, además de violar el artículo 16 de la Constitución”, se traducen en una sentencia deficiente.

El artículo 16 constitucional habla directamente de los procesos que debe llevar la autoridad judicial para entablar querella contra un ciudadano común, y en el primer párrafo habla de que la acusación debe ser fundamentada y motivar el juicio, mientras que en el caso de Parra Dávalos, la afirmación de Carlos Fonseca Castañón, director de Notariado del gobierno estatal, sobre que el notario dio fe de hechos que no constan en documentos ni registros, no pudo ser probado.

Igualmente en la acusación de falsificación de documentos se señaló que no se sostiene la denuncia, pues en todo momento el quejoso (Parra) es únicamente probable responsable, y como no se ha podido comprobar la primer acusación, de haber dado fe de documentos que no tenía a la vista, la segunda, de falsificación, es inexistente, pues necesita primero que se le declare culpable de la primera para siquiera poder investigarse la segunda.

Esto echa por tierra las afirmaciones de varios funcionarios estatales, incluyendo a Cándido Ochoa, sobre la solidez de la acusación contra el notario 21, y ordena además a la juez sexta que retirar la acusación de falsificación, mientras que la de falta de fidelidad a la profesión sigue en investigación, manteniéndose el fedatario sólo en calidad de sospechoso.

JSL
JSL