Iván García y Germán Sánchez ganan medalla de bronce en China
14 marzo, 2015
tres sujetos
Tras denuncias anónimas, detienen a tres narcomenudistas en la Santa Fe
14 marzo, 2015

La justicia española procesará al Barcelona, Bartomeu y Rosell

justicia española

De acuerdo con el juez Pablo Ruz, los directivos idearon contratos para ocultar el precio real del jugador Foto Ap

Agencias

La justicia española decidió procesar al club Barcelona, a su presidente Josep María Bartomeu y a su ex titular Sandro Rosell, por delitos de fraude fiscal y administración desleal en el fichaje del brasileño Neymar.

Por otra parte, cinco jugadores de los equipos Real Betis, Osasuna y Español fueron imputados por un juez, sospechosos de estar implicados en un presunto caso de partidos amañados.

En el caso del conjunto azulgrana, el magistrado Pablo Ruz lo acusa, al igual que a los directivos, de tejer una maraña de convenios, cuyo único fin real era pagar la llegada del astro brasileño.

El auto de procesamiento, contra el que todavía cabe un recurso, es el último paso antes del juicio.

Ruz asegura que Rosell y Bartomeu idearon una trama de contratos con la intención de ocultar el precio real del jugador. Según él, Neymar costó al menos 83.3 millones de euros (88 millones de dólares) y no los 57 (60 mdd) que reconoció el club.

La operación supuso un perjuicio para el club, al no reflejarse en sus cuentas las cantidades reales de adquisición del jugador, señaló el juez, y también a la Hacienda española, que dejó de percibir los impuestos correspondientes.

Los involucrados pudieron incurrir en hasta tres delitos contra la Hacienda Pública por las cuotas que dejaron de retener, indicaron fuentes jurídicas.

Rosell formalizó varios contratos a pactar con Santos y con Neymar Jr, con diversos objetos y denominaciones y que, sin embargo, tenían una misma causa, el fichaje del jugador, y un único fin, abonar a su club de procedencia y al mismo futbolista el precio del fichaje, dijo Ruz, quien desechó el argumento de los abogados de Rossell, quienes solicitaron que el caso fuera trasladado a Barcelona.

En su declaración del pasado 13 de febrero ante el magistrado, Bartomeu negó cualquier responsabilidad en la contratación del brasileño, fichado en 2013 cuando Rosell era presidente del Barça y Bartomeu vicepresidente deportivo del club.

El cuadro culé, actual líder de la liga española, aseguró que interpondrá un recurso contra la resolución judicial, pues considera que no es cierto que se haya cometido algún delito.

Los jugadores sospechosos de arreglo de partidos son Jorge Molina y Jordi Figueras, del Real Betis; Sergio García, capitán del Español; Patxi Puñal, ex jugador y antiguo capitán del Osasuna, y Antonio Amaya, ex del Betis y hoy jugador del Rayo Vallecano.

Según la prensa, se trataría de cuatro partidos jugados en el tramo final de la temporada 2013-2014, en los que el club navarro luchaba por la salvación.

El juez encargado del caso ya detuvo el pasado 7 de marzo al ex presidente del Osasuna, Miguel Archanco, sospechoso de malversación de fondos y amaño de partidos. El juez fijó la fianza para su libertad en 500 mil euros, cantidad que Archanco pagó inmediatamente.

Otro ex dirigente del club, Jesús María Peralta, también fue enviado a prisión.