Hoy, segundo debate entre candidatos a la gubernatura
28 mayo, 2015
Carreras está 7.2 puntos arriba de Sonia, según encuesta de Mitofsky
29 mayo, 2015

La nueva comandancia centro, riesgo “probable”, califica oficio de Catastro

catastro

La construcción de la nueva comandancia está temporalmente detenida.

Menciona la ubicación del predio, rodeado de escuelas, comercios y viviendas

Ricarlos I

Luego de que el grupo de padres de familia de la escuela Morelos y vecinos de la zona consiguieran una suspensión provisional contra la construcción de la “Comandancia Centro”, y que el secretario del ayuntamiento asegurara que se consiguió basados en información errónea, los quejosos hicieron llegar a este medio documentos que hasta ahora no habían sido dado a conocer a los medios, en los cuales, pese a ser en los que se basa el ayuntamiento para seguir con el proyecto, textualmente advierten los funcionarios firmantes que no se trata de autorizaciones para construir.

Dichos documentos datan de mayo y septiembre del año pasado. En uno de ellos, incluso ya no se maneja el término “Comandancia”, luego de que se vetara el nombre de los documentos oficiales, llamándole Módulo de Seguridad Zona Centro (aunque poco después vuelve a llamarle igual). En el primer oficio, emitido por la Dirección de Catastro y Desarrollo Urbano, firmado por Juan Manuel López Acevedo, respecto a los riesgos a la población y su integridad, la califica como de riesgo “probable” para los vecinos y escuelas circundantes, mencionando primero la incidencia de fallas geológicas y otros temas ingenieriles, y luego muy específicamente, la localización del predio, rodeado de escuelas, comercios, casas habitación e incluso el estacionamiento cercano.

Además, señalan que el nivel de tráfico vehicular no se verá afectado siempre y cuando se atengan al plan original, que tendría sólo 18 empleados de planta, lo cual cambió cuando entre las modificaciones al proyecto original entraron en la ecuación las unidades de la Cruz Roja y Protección Civil, lo que hizo crecer la cantidad de personas que deberá estar presente, además de las unidades que estarían permanentemente en el lugar y la variedad de las mismas, algunas para atención médica inmediata, otras para prevención social.

También señala, en las conclusiones sobre cuestiones técnicas, que dada la naturaleza inestable del terreno, debe practicarse un estudio geológico a profundidad (que se desconoce si ya lo tienen) y contar con los permisos y estudios de factibilidad de Interapas (los cuales, igualmente, se desconoce si ya los tienen).

Agrega además que dada la naturaleza del edificio, la mayoría de los ciudadanos que acudan a él deberá ser a pie, o dejando su auto en el estacionamiento público de paga localizado en las cercanías,

En el segundo documento, en el cual se trata el tema del cambio de uso de suelo y que es ostentado como la autorización para edificar, el mismo oficio firmado por Julieta de la Serna Reyes y dirigido a López Acevedo, advierte que dicho escrito no es una autorización, pues falta que se dé la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia, cosa que no se ha hecho de manera explícita por parte del INAH, el cual al igual que en este papel, se apoya en que se deben cumplir los lineamientos de Sedesol, además de los requisitos arquitectónicos que, hasta ahora, sólo se han aplicado en la cara del edificio que da a la calle Reforma.

Estos lineamientos de Sedesol, entre otras cosas, señalan que el edificio que tenga la ocupación de cementerio, basurero o estación policiaca, no debe estar cerca de escuelas, hospitales y demás.

 

Respuesta de ayuntamiento, escueta y contradictoria

El secretario general del ayuntamiento, Juan Ramón Nieto, aseguró mediante una grabación hecha llegar a través de su personal, que la situación de la comandancia es completamente legal, respecto a la situación de que se usan fondos del Centro Histórico para un edificio que no está en el perímetro protegido: “Es un edificio para servicio del Centro Histórico, por lo que es legal que se le den fondos de ese fideicomiso”.

Respecto a la situación de la secrecía de la información, los planos del proyecto y otros detalles que se mantienen bajo reserva, señaló como causa de dicha situación a los reglamentos de Sedesol, los cuales exigirían que por seguridad de empleados y presos se mantengan ocultos ciertos datos. A pesar de esto, siguen negando que en el lugar vaya a haber arsenales o celdas, aunque en el caso de las armas, dice que no habrá un “arsenal”, sino una “armería” donde dejarán los policías dichos objetos al salir de trabajar.

JSL
JSL