choque
Chocan perredistas del CEN nacional en San Luis de la Paz; venían a SLP
5 Marzo, 2015
Revisar condiciones de El Saucito, sí es competencia del INAH: Machinena
5 Marzo, 2015

Lamenta activista falta de oportunidades para personas con síndrome de Down

Down

Marisa González Duque.

Es muy difícil conseguir espacios para las personas con discapacidad intelectual, sostiene

Doré Castillo

Es muy difícil conseguir espacios para las personas con discapacidad intelectual puesto que la sociedad otorga mejores oportunidades de empleo y de educación a las personas con discapacidad física, expresó la directora de la organización civil Intégrame Down AC, Marisa González Duque, durante la presentación de la carrera deportiva para celebrar el día internacional del síndrome de Down.

La activista lamentó que, debido a prejuicios, exista un rechazo por parte de la sociedad civil hacia esta condición genética a causa de un desconocimiento de la misma, pues “las personas piensan que se contagia, que ‘no te juntes porque se te pega’, o piensan que todos los niños tienen que estar felices, o que son muy agresivos”.

Consideró que una de las principales problemáticas a las que se enfrentan las personas que buscan generar condiciones de inclusión en la sociedad para personas con síndrome de Down es a “quitar estas etiquetas” bajo las cuales se clasifica y segmenta a quienes poseen discapacidad: “hay ocasiones donde personas nos piden que a los niños los llevemos a otros lugares ‘especiales’, o que no los saquemos”, relató.

González Duque detalló que el entorno escolar es uno de los contextos sociales donde con mayor frecuencia se limita, segmenta y aísla a los menores que tienen esta condición, pues existe poca apertura por parte de las instituciones educativas para dar cabida en condiciones similares a personas con discapacidad.

“El beneficio para la escuela es aún mayor para las personas regulares que para quienes tienen discapacidad, puesto que lo que enseña una persona con discapacidad en el salón es a vivir los valores, no nada más a verlos en la libreta”, explicó.

De igual forma, lamentó que las leyes estatales y municipales para la inclusión de personas con discapacidad no tengan un efecto real en la vida diaria de quienes poseen una condición intelectual distinta, puesto que existe segregación y discriminación tanto en el ámbito educativo como en el laboral.

“Este tipo de leyes no aplican en San Luis Potosí, y lo que te dicen las instancias es que no se encuentran preparadas y que no quieren poner un esfuerzo más”, expresó.

Para concluir, señaló que, a pesar de la omisión en la aplicación de las leyes, actualmente existen grupos de padres de familia, así como escuelas privadas y empresas, que contribuyen a preparar a los niños con síndrome de Down, en conjunto con otros sectores de la sociedad, para impartir una educación inclusiva que también apele a la autonomía de las personas con discapacidad y las diversas habilidades con las que estas contribuyen a la sociedad.

JSL
JSL