Segam prefiere perdonar multas por plantas de tratamiento inutilizadas
31 octubre, 2014
Juez halla sin sustento cargos por falsificación contra el notario 21
31 octubre, 2014

Las minorías no pueden parar proyectos, dice Nieto Navarro

Minoría la que se opone: Nieto Navarro

Continúa la construcción de la comandancia frente a la escuela Morelos.

El secretario general del ayuntamiento capitalino, Juan Ramón Nieto Navarro, dijo desconocer el anuncio que padres de familia de la escuela José María Morelos y Pavón inconformes con la construcción de la nueva comandancia realizaron sobre que ya no dialogarían más con las autoridades municipales, además aseguró que no son mayoría los que están en contra y no se puede decidir quitar el proyecto simplemente por una minoría.

Agregó que “son los que están en contra los que pueden hablar eso. Para empezar no es una opinión de todos, ni siquiera de mayoría; hay personas que simplemente están en contra por estar en contra, ya no tienen razones”, por lo que sostuvo que el proyecto de construcción sigue firme porque no hay razones válidas para quitarlo.

Asimismo, indicó que, independientemente de lo que hayan dicho integrantes de la asociación de padres de familia que están en contra de la comandancia, el ayuntamiento seguirá pugnando por el diálogo para tomar sus opiniones y hacer las variaciones requeridas al proyecto. Además, señaló que ya se han hecho varias modificaciones a la obra, como la entrada de vehículos, la cual ahora será por Reforma, en vez de Uresti, y el tener un estacionamiento adentro, por lo que las unidades no podrán quedarse afuera.

El funcionario municipal puntualizó que los inconformes no están contra la autoridad sino contra un proyecto que beneficiará a muchas personas, por lo que también están en contra de la ciudadanía.

Destacó que la autoridad no puede tener “unanimidades exactas”, por lo que se seguirá escuchando a los inconformes, se les darán las explicaciones respectivas y se tomarán en cuenta sus opiniones, como, reiteró, ya lo ha hecho el ayuntamiento, porque, enfatizó, el deber de la autoridad es ante toda la población y no sólo para uno grupo.

“Finalmente los niños están, y luego ya no están, los padres de familia son habitantes temporales de ese lugar y en cambio la ciudadanía sigue viviendo ahí; se deben atender las opiniones también de los vecinos y comerciantes que se van a ver beneficiados por la obra, no sólo por quienes temporalmente están ahí”, argumentó.

Por último, consideró que los padres inconformes parten de “una premisa equivocada y concluyen en una crítica equivocada”, puesto que justifican que por el hecho de haber policías o una base de policías habrá inseguridad o balaceras, situación que no es cierta y mucho menos en un tipo de comandancia como esta, que va a ser de proximidad.

Ambulantes, “mejor ni tocarlos”

Respecto a los reclamos que comerciantes tanto establecidos como ambulantes han expresado por lo que consideran falta de control por parte de Comercio municipal, el secretario del ayuntamiento comentó que es mejor no tocar ese asunto, pues Comercio está haciendo su trabajo, pero el problema es que los informales se han politizado mucho aliándose diversas asociaciones nacionales y partidos políticos.

“Si nos pusiéramos a usar la fuerza pública para retirar a todos los que no están permitidos, las protestas y manifestaciones de estas agrupaciones nacionales nos traerían más problemas que los ambulantes por sí mismos”, justificó.

JSL
JSL