Iglesia
Apatía de la sociedad, culpable de lo que pasa en México: Fernando Ovalle
9 noviembre, 2014
Vídeo: Inconformes clausuran construcción de comandancia en la zona centro
9 noviembre, 2014

Llaman instituciones a unirse a las protestas por Ayotzinapa

Ayotzinapa

Alumnos y académicos del Colsan ofrecieron una rueda de prensa. Foto: César Rivera.

Samuel Estrada

Estudiantes y académicos de El Colegio de San Luis (Colsan) y otras instituciones hicieron el llamado a los integrantes de los planteles educativos del estado a dejar de lado la indolencia y unirse de manera activa a las manifestaciones y protestas en torno al caso Ayotzinapa, asimismo condenaron el hecho de que se le prendiera fuego a una de las puertas de Palacio Nacional, ya que, según dijeron, la violencia genera más violencia. Manifestaron que es probable que estos actos hayan sido realizados por infiltrados en esta movilización.

Marité Hernández Correa, estudiante del doctorado de ciencias sociales del Colsan, manifestó su repudio al informe del procurador Jesús Murillo Karam en torno al caso Ayotzinapa dejando ver que fueron muertos y calcinados los 43 estudiantes desaparecidos, lo cual, sostuvo, no puede ser aceptado: “nosotros ya también estamos cansados y hacemos un llamado a todos los estudiantes del estado a que sean participativos en las movilizaciones”, enfatizó.

Agregó que se tienen que abrir los ojos de los ciudadanos y del mundo para que se den cuenta que en México se están cometiendo delitos contra la humanidad que causan profundo dolor e indignación, y para aceptar sus resultados tiene primero la PGR que presentar pruebas contundentes e irrefutables, pero si no es así querrá decir que se trata de “otra maniobra macabra del Estado”.

Insistió en el tema de la quema de una de las puertas de Palacio Nacional y puntualizó que es un hecho que no se justifica de ninguna manera, pero hay que tomar en cuenta que este tipo de reacciones no son las que privan en el movimiento, sino un hecho aislado, pues la gran mayoría del tiempo se han tratado de actos de protesta pacíficos solicitando la verdad y la justicia a las autoridades.

Por su parte, Joaquín Vázquez Pérez, también del doctorado en ciencias sociales del Colsan, expuso que hay solidaridad con las familias de los estudiantes, pero la realidad es que este caso de Ayotzinapa es sólo la punta del iceberg, ya que desde hace años han venido sucediendo este tipo de cosas en México, por lo que hizo un llamado a la sociedad en general a que despierten de la apatía e indiferencia y que se unan en esta lucha.

Aseguró que la magnitud del movimiento que se está levantando en el país amerita que toda la sociedad se involucre, y la intención es que esto no quede en movilizaciones de inconformidad y nada más, sino que debe saber canalizarce y encauzarse de tal manera que tenga repercusiones en el ámbito legislativo que derive en una revolución pacífica de las instituciones, un cambio radical en el sistema político, en el Poder Judicial y en el persecución del delito “que están totalmente corrompidos y necesitan ser renovados de forma total”.

Cabe destacar que además del Colsan, también se unen a este posicionamiento estudiantes de la Universidad Autónoma Metropolitana, campus Xochimilco e Iztapalapa, el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, entre otras instituciones.

Por su parte, Roberto Flores Rodríguez, jubilado de la Normal Rural del Desierto, ubicada en el municipio de Cedral, informó que ya también los alumnos, ex alumnos y personal académico de esta escuela potosina se han unido al movimiento, y de hecho este domingo realizaron una marcha desde las instalaciones del plantel hasta la plaza principal de Cedral, solidarizándose con sus compañeros de Ayotzinapa.

JSL
JSL