Seleccionan proyectos para el programa Jóvenes Emprendedores
5 enero, 2015
Impugnación al proceso panista, “hasta las últimas consecuencias”
5 enero, 2015

Gallardo Cardona fue llevado a presentar testimonio en la PGR

gallardo cardona
Gallardo

Ricardo Gallardo Cardona.

Ricarlos I

Ayer por la tarde, durante el apagón que afectó a buena parte de la ciudad, el aspirante a la candidatura perredista a gobernador del estado y virtual jefe político del sol azteca en la entidad, Ricardo Gallardo Cardona, fue llevado por agentes federales a las oficinas de la Procuraduría General de la República, para tomarle testimonio respecto a señalamientos hechos por la dirigencia nacional del PRD respecto a posibles actos de crimen organizado relacionados con el ejercicio político.

Se organizó un convoy de varias camionetas que lo escoltó hasta las instalaciones de la SEIDO en la ciudad de México, aunque según su cuenta de Facebook, actualizada incluso en el trayecto al Distrito Federal, todo es parte del mismo protocolo de su partido, y no tiene nada que temer. Poco después, incluso este mensaje fue eliminado.

Gallardo Cardona, alcalde con licencia de Soledad de Graciano Sánchez, hace días pidió permiso al Cabildo para dejar ese cargo y estar en condiciones de ser candidato a un puesto de elección popular e incluso pretendió que en una asamblea dominical se le postulara (a gobernador o a una diputación federal), aunque una orden del comité nacional perredista canceló la realización de esa sesión.

El alcalde con licencia fue abordado por elementos de la PGR en un negocio particular de su propiedad, La Granja, y según versiones de presuntos testigos fue acompañado por su padre, Ricardo Gallardo Juárez, también ex presidente municipal y hoy aspirante a la alcaldía de la capital del estado, a cumplir con las diligencias correspondientes.

Con un silencio absoluto por parte de su equipo de prensa y sus familiares, el alcalde con licencia fue llevado a la ciudad de México, escoltado por una decena de vehículos oficiales. Fue hasta casi las 10 de la noche cuando en su cuenta de una red social, Facebook, señalaba que todo era parte del proceso iniciado por él mismo hace unas semanas, para demostrar la limpieza de su gobierno y que no hay delincuentes infiltrados en su administración.

Aunque una hora después, tanto esa declaración como un documento que mostraron en el que la PGR reconocía la inexistencia de procesos en su contra, fueron eliminados de su sitio.

El caso de Gallardo Cardona fue equiparado en un principio por la propia dirección nacional del PRD con lo sucedido en Iguala, donde un presidente municipal vinculó dinero y recursos del crimen organizado con la operación gubernamental, lo cual fue conocido a nivel internacional luego de la desaparición de 43 normalistas rurales.

El sol azteca planteó requerimientos éticos y judiciales para sus personajes en el poder e inició su presunta limpia política con el alcalde de Soledad, donde padre e hijo han ocupado la presidencia municipal y se han producido constantes acusaciones de que la política se mueve con dinero y recursos de origen aún indefinido.

Gallardo Cardona pretendió asumir una posición positiva ante la consignación de hechos que el PRD nacional haría de su caso, asegurando que todo era a petición de él mismo, para demostrar su limpieza política. Por su parte, uno de los dirigentes del PRD nacional, J. Guadalupe Acosta Naranjo, había dicho a La Jornada San Luis, el pasado 19 de diciembre, que “el asunto de SLP y de la limpieza en el PRD va muy en serio, es ineludible”.

JSL
JSL