Agarrando fuerza
12 enero, 2015
Lo que más jode a la prensa. Un informe ineludible
12 enero, 2015

Médicos del HC denuncian amenazas de Octavio Castillero y Villar Rubio

médicos

Médicos del Hospital Central interpusieron una denuncia ante la CNDH por amenazas en su contra.

Samuel Estrada

Al menos 77 médicos del Hospital Central Ignacio Morones Prieto interpusieron una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por amenazas que han recibido, según dijeron, de parte del director del nosocomio, Octavio Alfredo Castillero González, y por el propio rector de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), Manuel Fermín Villar Rubio, luego de que interpusieran una demanda laboral por alrededor de 400 millones de pesos por omisiones en el pago de cuotas al IMSS y otras instituciones.

Omar Everardo Rojas Jiménez, quien es el representante legal de 77 médicos del Hospital Central que exigen ante el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje (TECA) una indemnización de alrededor de 400 millones de pesos debido a que la institución no cumplió con sus pagos ante el seguro social, IMSS y otras instancias lo que ahora están afectando las condiciones laborales de los médicos, precisó que algunos de estos doctores trabajan al mismo tiempo en la UASLP, y son los que han referido que el rector de la Universidad los ha amenazado y les ha señalado que “cómo es posible que hayan demandado al Hospital Central”, subrayándoles que de seguir con la demanda los daría de baja de la institución académica.

Por el lado del Hospital Central, el director Octavio Castillero González, sostuvo, los ha tratado de coaccionar al amenazarlos con buscar a cada uno de los médicos que están participando en esta demanda y contrademandarlos, lo cual sin duda es una medida para amedrentarlos y evitar que continúen con el procedimiento.

Rojas Jiménez explicó que es por eso que se decidió interponer una queja en la CNDH, y ya se tiene fecha de recepción y se espera que en breve asignen a un visitador, pues la idea es que la institución pueda emitir medidas cautelares para que cese el acoso por parte de las autoridades.

Finalmente, indicó que, al menos durante el tiempo que dure el juicio que interpusieron los médicos, las autoridades involucradas deben abstenerse de presionar o coaccionar de alguna manera a los doctores inconformes y dejarlos trabajar mientras se desarrolla el procedimiento.

JSL
JSL