ofertas educativas
Japón expondrán ofertas educativas a estudiantes de la UASLP
22 agosto, 2015
Programas sociales “no son promotores” de desarrollo
23 agosto, 2015

Miles de menores, en condiciones de desventaja: INEE

INEE instructores nacionales

Laura Poy Solano

En México al menos 5.5 por ciento de los alumnos que cursan su secundaria laboran jornadas de más de 20 horas a la semana sin recibir pago alguno, mientras que otro 2.1 por ciento accede a alguna compensación, revela el documento El panorama educativo de México 2014: Indicadores del Sistema Educativo Nacional.

A ello se suma que 33 por ciento de los adolescentes de 12 a 14 años de edad que laboran o realizan tareas del hogar no asisten a la escuela. En contraste, 94.9 por ciento de quienes no realizan ningún trabajo sí está en las aulas.

Para los jóvenes de 15 a 17 años, el factor laboral tiene un impacto en su trayectoria educativa, pues sólo cuatro de cada 10 que se ven obligados a realizar alguna actividad continúan con sus estudios, frente a ocho de cada 10 de quienes no están en el mercado laboral.

El informe revela que la tasa de deserción se mantiene baja en primarial, con 0.7 por ciento de la matrícula, pero se incrementa a 5.1 por ciento en secundaria y a 14.3 por ciento en bachillerato. Agrega que de cada mil alumnos que ingresaron a la educación básica en el ciclo 2002-2003, sólo 719 lograron concluir con éxito su educación primaria y secundaria.

Este lunes, cuando poco más de 25 millones de niños y adolescentes retornen a las escuelas para el ciclo escolar 2015-2016, el cual se prevé inaugure el presidente Enrique Peña Nieto en Coyuca de Benitez, Guerrero, miles de niños lo harán en condiciones de desventaja, ya sea porque trabajan a contraturno o porque carecen de las condiciones mínimas para mejorar su aprendizaje.

El documento, elaborado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), revela que en prescolar, primaria y secundaria las mayores carencias de infraestructura y equipamiento se concentran en las modalidades que atiende a la población indígena, rural y en condiciones de alta y muy alta marginación.

Se destaca que la tasa de egreso de la educación primaria también refleja un rezago para aquellos niños de 12 a 14 años de edad, pues sólo 60 por ciento de quienes laboran 20 horas o más a la semana pueden concluir este nivel educativo.

En el caso de quienes están en edad de cursar su bachillerato (de 15 a 17 años) se detectó que 46.9 por ciento de quienes son estudiantes y trabajadores concluye sus estudios. Y agrega que el realizar actividades domésticas durante 20 horas o más a la semana afecta la asistencia escolar de niños y adolescentes.

Por lo que respecta a las condiciones de precariedad en la infraestructura y equipamiento escolar, el informe del INEE destaca los planteles para la población indígena, pues casi tres de cada 10 tienen techos fabricados con materiales de desecho, lamina, cartón o asbesto. Y más de 10 por ciento no cuentan con energía eléctrica. En el caso de las telesecundarias, se reporta que 8.4 por ciento tienen techos precarios y 2.8 no cuentan con energía eléctrica.