Sospecha El Sembrador manejo irregular de nómina de profesores
30 enero, 2015
reforma energética
México: Con EPN cae gasto social
30 enero, 2015

No entré para negociar puestos o ventajas: Sonia

Sonia

Sonia Mendoza Díaz.

Ricarlos I

“Yo no entré a competir para negociar, yo compito para ganar”, recalcó la precandidata Sonia Mendoza durante una entrevista con La Jornada San Luis, en la que aclaró muchos puntos sobre su relación con los otros dos aspirantes, con la dirigencia nacional y el estado de las cosas en la entidad potosina.

Yo tengo la certeza “que seré la candidata del PAN para la gubernatura de San Luis Potosí, y no entré para ponerme a negociar puestos o ventajas con otros partidos, en caso de que se busque una alianza con otros partidos. Nuestra principal alianza es con los ciudadanos, que están desencantados con el gobierno, estoy convencida de mi proyecto y sólo mediante elección de la militancia aceptaría unirme a otros”.

“Los panistas cuando nos desunimos perdemos. Eso es indudable, la salida de Eugenio Govea y Jorge Lozano nos dañó tanto que perdimos una elección estatal y dos municipales al hilo, por eso es vital no desunirnos, ni debilitarnos, debemos incluir a quien sea que no resulte candidato, porque necesitamos de sus liderazgos, de su empuje”.

“Los partidos políticos ya traemos un fuerte desgaste, cuando vemos tanto a nivel local como nacional, el PAN y el PRD atacados en la prensa por cuestiones de supuestas colusiones con el narcotráfico, y el PRI que por ningún lado ha cubierto las expectativas de sus votantes, sin resultados y con un centralismo renaciente muy semejante al de las décadas pasadas, lo único que podemos hacer en el PAN para tratar de revertir el desencanto, es por lo menos salir unidos del proceso de selección para ofrecer a la ciudadanía una propuesta sólida”.

La confianza que los panistas tienen en mi persona no es cosa gratuita, es fruto de mi trabajo tanto de legisladora como de funcionaria, y también de la amistad que he sabido cultivar con los militantes y funcionarios con que me ha tocado trabajar; me he ganado la confianza de muchas personas con base en mis labores y mi actitud, aseguró la senadora con licencia.

Madero y Creel, dados cargados a favor de Zapata

Sobre su relación con la cúpula panista tras haber apoyado a Ernesto Cordero contra quien a la postre se erigió como ganador, Gustavo Madero, señaló que por lo menos en los estados donde los senadores del PAN han hecho un buen trabajo, Cordero ganó de calle, en San Luis Potosí por ejemplo ganó con bastante contundencia, y señaló que es un tema que no tiene por qué repercutir en la elección de candidatos.

“Yo espero que el presidente Madero tenga la apertura necesaria para que la contienda interna se lleve a cabo en un ambiente de respeto y altura, y que además se respete la decisión de los panistas, y que después a quien salga electo, que estoy segura seré yo, tenga el respaldo necesario del CEN”.

Además, a raíz de las opiniones vertidas por diversos legisladores panistas sobre el modo de hacer política de Gustavo Madero, y una posible intervención del CEN en las elecciones del PAN, recordó que el dirigente señaló que sólo los militantes potosinos escogerían a su candidato, “y yo espero que cumpla su palabra”.

Aunque “sí ha habido presión a favor de un candidato, aunque esta ha venido directamente del delegado del CEN en el estado, Santiago Creel, quien sí ha apoyado a Alejandro Zapata”.

“Espero que esto no sea por una cuestión de machismo, señaló la aspirante, pues el partido siempre ha tratado de manejarse abierto a las mujeres, y al menos entre los militantes no he visto esta mala disposición a que una mujer lidere. Todas las contiendas internas para los puestos directivos del partido las he ganado, porque al menos las bases del partido sí creen en la igualdad”.

El machismo no es generalizado en las bases del PAN

Respecto a lo ocurrido hace algunos meses en Puerto Vallarta y el videoescándalo surgido de una fiesta con funcionarios del partido, donde se veían bailarinas contratadas y departiendo con música y bebida, señaló que el PAN no es eso, ni considera que ese modo de pensar permee en la militancia. “Yo soy la mejor muestra de que el machismo conservador no es general en mi partido”.

Específicamente sobre la participación de Alejandro Zapata en el escándalo, “yo pedí a la dirigencia que actuara contra todos los asistentes, porque dañaron la imagen del partido, las personas pueden hacer en su vida privada lo que gusten, pero no afectar al buen nombre de una institución como el PAN. Desconozco por qué no se actuó igual con todos”.

“Sin duda, le ayudó a Zapata su amistad con Madero, y le seguirá ayudando, por eso sólo me queda confiar en que la militancia no se deje presionar por este tipo de asuntos, que poco o nada tienen que ver con el trabajo político e institucional, ya Zapata tendrá que encarar a la militancia, y será esta la que decida si le perdieron o no la confianza”.

“A Mario Leal se le respeta, pero pasó mucho tiempo fuera”

Sobre Mario Leal, señaló que lo respeta enormemente y que reconoce su trayectoria tanto profesional como política, “pero la militancia ya no lo conoce, las personas han cambiado desde que se fue a trabajar en el servicio exterior, y en ese sentido los que nos hemos quedado tenemos ventaja, porque la gente nos recuerda, nos ha visto trabajar”.

“Si hoy Mario tiene el apoyo de lo que algunos llaman la vieja guardia panista, es porque son ellos quienes lo recuerdan, no creo que sea una cuestión de elitismo, ni de aprobación por parte de ciertas familias o de ciertos grupos, sino de los ambientes en los que te mueves. Hay muchos que no lo recuerdan como alcalde, no porque su trabajo fuera deficiente o malo, sino porque no estuvo en el escenario político por años”.

Ya hablando del supuesto “círculo azul” panista, una camarilla que supuestamente ejerce presión y quita y pone candidatos, señaló que en el PAN no existe tal cosa. “Aquí el que trabaja es el que obtiene lo que quiere, porque cuando obtienes en el partido ya sea puestos internos, de elección popular, plurinominales o ejecutivos, tienes dos opciones, una es dormirte en tus laureles y otra es seguir trabajando con la militancia y quienes votaron por ti”.

“Lo más fácil es echarte en la lona y vivir del erario, porque nos pagan bastante bien, y seguir ahí dormido, pero lo que otros hacemos es seguir participando, proponiendo, hacer las cosas para las que se nos eligió mediante el voto, yo en la evaluación por parte del Senado, aparezco en primer lugar, porque me he dedicado a trabajar, no a vivir del presupuesto”.

Y hablando de las diferencias entre los puestos legislativos de los ejecutivos, puesto que sus dos contrincantes han ostentado en su momento cargos donde se toman decisiones directas sobre cuestiones de gobierno, mientras que ella sólo ha sido legisladora, aunque de los dos niveles, afirmó que esto no implica una desventaja.

“Ya he tenido cargos ejecutivos, tal vez no con el mismo grado de responsabilidad, pero sí con toma de decisiones que podrían tener efectos directos en la vida diaria de la gente. Ya fui la encargada de la Reforma Agraria en los estados de Guanajuato, Zacatecas y San Luis Potosí, tres estados eminentemente rurales, y a nivel federal se reconoció consistentemente mi trabajo, estos cargos me permitieron además conocer a fondo cada rincón del estado, y hacer contactos con militantes y ciudadanos por igual”.

“Decir si el estado está listo para tener una gobernadora es ilógico, es como preguntar si una cirujana puede operarte o una abogada defenderte, no hay diferencia en la capacidad laboral, y por tanto no considero que sea una ventaja o desventaja, ni siquiera social o electoral, ser mujer”.

El PRI, eterno contrincante

Respecto al hecho de tener que enfrentar al PRI en los tres niveles de gobierno, en un modo semejante a las viejas confrontaciones de los años 80 y 90 en las que el PRI desplegaba su aparato político electoral para ganar las elecciones “por la buena o por la mala”, recordó que desde siempre el enemigo ha sido el PRI, y el PAN está cómodo enfrentando el PRI. “Personalmente, las elecciones en las que los he enfrentado, las he ganado, así que no me da miedo el tricolor, y menos ahora, que tiene un grave desgaste en su imagen porque en ninguno de los tres niveles ha hecho un trabajo aceptable”.

“Peña Nieto sólo se colgó de los logros del trabajo de negociación en el Senado y la Cámara de Diputados, además de volver al PRI represor y centralista que sufrimos por décadas, el gobierno estatal no ha logrado hacer nada y sólo culpa a administraciones anteriores de su incapacidad, y el municipal lleva casi seis años cuestionado por su modo de hacer gobierno sin tomar en cuenta a la ciudadanía”.

JSL
JSL