Pide Aguilar que se revoque la concesión de alumbrado público
7 julio, 2015
Se manifiesta el SITTGE contra exámenes de control y confianza
7 julio, 2015

No hay revanchismo contra policías rioverdenses, asegura el alcalde

Policías

Alejandro García Martínez.

Samuel Estrada

El alcalde de Rioverde, Alejandro García Martínez, rechazó y calificó de falsas las versiones que hablan de que habría mandado correr a los policías municipales de su ayuntamiento, presuntamente, en venganza por haber declarado en contra de los intereses de su hijo Víctor García Guerrero, quien se vio involucrado en una riña en donde resultó herido con arma blanca un escolta del Comisionado Nacional de Seguridad, Enrique Galindo Ceballos.

El presidente municipal recalcó que se mandó a ser investigados a cinco policías municipales involucrados en los hechos por parte de la Comisión de Honor y Justicia de la Corporación porque así lo marca el protocolo, ya que se tiene el compromiso para con la sociedad de investigar cualquier irregularidad que haya.

Agregó que los policías siguen laborando con normalidad y en ningún momento han dejado sus actividades en la corporación ni se les ha castigado de ninguna forma, pero sí se busca que se aclare la situación.

Especificó que lo que se ha publicado en algunos medios electrónicos y en redes sociales en el sentido de que hubo “revancha” en contra de estos policías “ha sido completamente falso, se ha tratado de un chisme de personas poco profesionales; han dicho una serie de barbaridades diciendo incluso que el herido ya se había muerto, lo cual tampoco es cierto”.

Para terminar, especificó que no hay “cacería de brujas” en contra de los policías rioverdenses, aunado a que la realidad es que se sobredimensionó un hecho que si bien si fue una riña y hubo un herido, tampoco fue algo tan grave, asimismo aseveró que, de manera personal, pudo dialogar con el comisionado Enrique Galindo Ceballos para aclarar la situación, así como también comentó que, por supuesto, como todo padre de familia, tuvo que llamar la atención a su hijo, pero de forma preventiva, porque en los hechos, según dijo, él no tuvo nada que ver con la trifulca.

JSL
JSL