Inversión
Grupo Constellation Brands anunciará inversión en México por 2 mil mdd
16 junio, 2015
consumo
Bajó 6% consumo de bebidas azucaradas en 2014, reportan
16 junio, 2015

Nueva orden de aprehensión a sujeto por robo a comercios de la zona centro

robo

La Policía Ministerial del Estado informó de una nueva orden de aprehensión por reclusión que le fue dictada ayer al recluso José Luis, quien durante meses mantuvo inquieto al comercio establecido del primer cuadro de la ciudad capital, por su serial de atracos nocturno por medio del “boquetazo” en los que obtuvo jugosas ganancias.

Este individuo de 38 años de edad quien se dijo vecino del barrio de Tlaxcala, había sido capturado a principios del año en curso por personal de la comandancia de delitos patrimoniales en base a un operativo en la que logró dar con la identidad y ubicación del sospechoso.

Las investigaciones al respecto se basaron en la larga lista de denuncias ante el representante social, por dueños de comerciales establecidos ofendidos, principalmente de la avenida Reforma, entre las calles de Eje Vial y Moctezuma, en donde la cifra de atracos nocturnos con altos montos en botín se había incrementado.

Este sujeto actualmente se encuentra a disposición del Juez Sexto del Ramo Penal donde se le sigue juicio en distintas averiguaciones, y ahora se le suma una más del Juez Segundo Penal que lo requiere por el mismo delito clasificado como robo calificado.

De acuerdo a las investigaciones que al respecto hizo la Policía Ministerial del Estado, a través de la comandancia de delitos patrimoniales,  el modus operandi del indiciado era visitar durante el día los establecimiento del sector, dedicados a la venta de teléfonos celulares, joyas y de electrónica.

Simulando ser cliente observaba al interior de los negocios, principalmente  los techos, para luego seleccionar a aquel que detectara más fragilidad para luego ya durante la madrugada volver y escalar a la parte superior por medio de un poste ya previamente elegido.

Ataviado de un pasamontañas y herramienta, realizaba una perforación al techo para enseguida descolgarse por medio de una cuerda con nudos, y llegar al interior se cubría el rostro con pasamontaña y también la cámara de vigilancia para proceder a cargar con lo más costoso, e incluso dinero en efectivo.